DENUNCIA LA VULNERACIÓN DE SUS DERECHOS

Pro-Derechos Humanos Andalucía reclama para las porteadoras el reconocimiento de su condición de trabajadoras

Vejaciones, abusos, trato degradante y acoso sexual a las más jóvenes. Éstos son los padecimientos que sufren las porteadoras que cruzan a diario la frontera, según denuncia la Asociación Pro-Derechos Humanos en su informe “Respeto y dignidad para las mujeres marroquíes que portan mercancías en la frontera de Marruecos y Ceuta".

Porteadoras, en los polígonos de El Tarajal/ ANTONIO SEMPERE/ARCHIVO
Porteadoras, en los polígonos de El Tarajal/ ANTONIO SEMPERE/ARCHIVO

La Asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) reclama que se reconozca la condición de trabajadoras a las porteadoras que a diario cruzan la frontera de El Tarajal. La propuesta forma parte del decálogo elaborado por la entidad para la dignificación de este grupo de mujeres, víctimas, según denuncian los activistas de la vulneración cotidiana de sus derechos en el entorno fronterizo.

Los representantes de APDHA han presentado este martes el informe “Respeto y dignidad para las mujeres marroquíes que portan mercancías en la frontera de Marruecos y Ceuta", un trabajo en el que se acusa a los cuerpos policiales de ambos lados de la frontera de infligir a las porteadoras “vejaciones, abusos, trato degradante e, incluso, acoso sexual a las más jóvenes”.

La asociación sostiene en su informe que las porteadoras soportan todo tipo de vejaciones por desempeñar un trabajo que apenas les reporta 10 euros de media diarios.

“Es lamentable que esta situación se perpetúe año tras año bajo la mirada impasible de los gobiernos de Ceuta, Marruecos, España y la Unión Europea”, ha criticado Cristina Fuentes, del equipo investigador de la APDHA. El documento se remite a las estimaciones recogidas en el Estudio sobre el Régimen Económico y Fiscal de Ceuta, elaborado por la Universidad de Granada, que cifran en más de 400 millones de euros las exportaciones con origen en Ceuta, de las cuales cerca de la mitad utilizan como medio de transporte a las porteadoras.

“Estos beneficios se sustentan en la vulneración de los derechos humanos de estas mujeres, que necesitan de un puesto de trabajo para alimentar a sus familias”, advierten los activistas de APDHA.

 

El decálogo

Junto al reconocimiento de la consideración como trabajadoras de las porteadoras, APDHA propone en su decálogo de medidas la limitación del peso máximo del bulto a 20 kilos, el cierre inmediato del paso del Biutz, y la apertura del paso del Tarajal II, con áreas de descanso y servicios para las porteadoras como baños públicos, fuentes de agua potable y sombras.

Además, la organización solicita una mejora de las “obsoletas” infraestructuras de la frontera de El Tarajal, la delimitación de las competencias entre los cuerpos de seguridad a ambos lados de la frontera, protocolos de actuación sobre la salida de mercancías y la apertura de una aduana comercial entre Ceuta y Marruecos.

APDHA ha anunciado que promoverá una campaña titulada “Porteadoras: La Injusticia a la Espalda” para presionar a los gobiernos español y marroquí.