Martes. 22.08.2017 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

Manifiesto Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

Naciones Unidas ha declarado el 17 de octubre como Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. El tema elegido para 2016 es “De la humillación y la exclusión a la participación”, en línea con el primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: “Poner fin a la pobreza en todas sus formas”, aprobados por la Asamblea General de Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2015 y que entraron en vigor oficialmente el 1 de enero de 2016.

Manifiesto Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

Este objetivo primero reconoce explícitamente que la pobreza es el resultado no de la falta de una sola cosa, sino de muchos diferentes factores interrelacionados. Esto significa que para entender completamente la pobreza en sus múltiples dimensiones, debemos ir más allá de observarla como la falta de ingresos o lo que se necesita para el bienestar material, como la alimentación, la vivienda, la tierra y otros activos. Por ello, el tema de este año, seleccionado en consulta con los activistas, la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales, destaca lo importante que es reconocer y hacer frente a la humillación y la exclusión que sufren las personas que viven en la pobreza.

En este sentido y para conmemorar este día, el aún secretario general de la ONU Ban Kimoon manifiesta que “la pobreza no se mide solamente por la insuficiencia de ingresos; se manifiesta en el acceso restringido a la salud, la educación y otros servicios esenciales y, con demasiada frecuencia, en la denegación o el abuso de otros derechos humanos fundamentales”. Para ello, reclama que “se escuche y preste atención a las voces de las personas que viven en la pobreza”. “Comprometámonos a respetar y defender los derechos humanos de todas las persona y a poner fin a la humillación y la exclusión social a la que se enfrentan cada día las personas que viven en la pobreza, promoviendo su participación en las iniciativas mundiales dirigidas a poner fin a la pobreza extrema de una vez por todas», añade.

Desde el Partido Socialista compartimos con Naciones Unidas que la conmemoración de este Día debe suponer una oportunidad para colocar en la agenda política la situación de las personas que viven en la pobreza y mostrar su esfuerzo; una ocasión para poner de relieve que esta situación es fruto del incremento de la desigualdad; y un momento para reconocer que combatir esta situación es apostar por la prosperidad del conjunto de la sociedad.

Asimismo, los socialistas compartimos que la erradicación de la pobreza es un objetivo imprescindible para facilitar la plena participación de las personas que viven en situación de riesgo de pobreza, que deben ocupar un lugar central en las políticas y en las estrategias para construir un futuro sostenible. Sólo de este modo se puede dar respuesta a las necesidades y a las aspiraciones de todas las personas.

En nuestro país, la infancia es el rostro de la pobreza. Por eso, la situación adquiere una mayor importancia, dado que al riesgo de exclusión social para una parte de la población, siempre insoportablemente alta, se une el lastre para el futuro que supone la pérdida de oportunidades para un tercio de su población, consecuencia de que cerca del 30 % de la niños vive en hogares pobres.

La crisis económica, junto a los recortes presupuestarios y las reformas restrictivas de derechos sociales (reforma laboral, educativa, de la administración local y sanitaria) ejecutadas por el Gobierno del PP han disparado a niveles alarmantes todos los indicadores de pobreza y exclusión social, especialmente en el caso de la infancia.

De forma que en España, la pobreza severa ya afecta a más de 3.500.000 de personas, el 7,6% de la población, según el VI Informe 'El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2009‐2015” hecho público recientemente por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN‐ES).

Según este informe, España con el 9,2% de la población de la Unión Europea, contribuye con el 11% del total europeo de personas en pobreza y exclusión.

Asimismo, mientras que en la UE‐28 el indicador de riesgo de pobreza y exclusión europeo (AROPE) de 2015 llega al 24,4%, en el caso de nuestro país es del 28,6% (13.334.573 personas)

Y como venimos señalando los socialistas, este informe alerta de que el riesgo de pobreza y exclusión social en España afecta a más de 3 niños y niñas de cada 10, y que tener un trabajo o una pensión no garantiza no sufrir ese riesgo. Hay personas adultas con trabajos o pensiones en el 14,9% de los hogares en pobreza (11,8% en 2014). Hace ya 5 años que España se comprometió a sacar entre 1,4 y 1,5 millones de personas de la pobreza y la exclusión. Los datos aportados en este Informe demuestran que “esta meta no se alcanzará, de mantenerse las tendencias”.

Por ello, hoy desde el Partido Socialista reiteramos que la lucha con la pobreza en España es el reto más urgente: supondrá sacar de la exclusión a cientos de miles de personas y darles la oportunidad real de ejercer al completo sus posibilidades humanas y sus derechos ciudadanos.

Hoy, los y las socialistas manifestamos nuestra firme voluntad de situar en la agenda política la lucha contra la pobreza y la desigualdad, de impulsar políticas de justicia social y prosperidad que alcancen a toda la sociedad. Reiteramos nuestro compromiso con la puesta en marcha de medidas eficaces que establezcan una nueva frontera del Estado de Bienestar, atendiendo a los nuevos riesgos sociales y los desafíos del modelo de sociedad del Siglo XXI: la creación de un Ingreso Mínimo Vital que incluya el incremento y extensión de la prestación por hijo a cargo a todas la familias en riesgo de pobreza.

Los y las socialistas nos comprometemos a trabajar por un nuevo marco de convivencia que invierta la tendencia al aumento de la desigualdad y la pobreza mediante un desarrollo económico sostenible e inclusivo, una fiscalidad más justa, una mejora de las condiciones laborales y un incremento del Salario Mínimo Interprofesional. Nos comprometemos a restablecer el maltrecho Estado de Bienestar recuperando la universalidad en los servicios públicos, la mejora de su calidad para todos y todas; a reintroducir los derechos de ciudadanía en el acceso; a extender la educación infantil 0‐3 y las becas como derecho.

Para el PSOE vencer la exclusión social y pobreza ha de ser una gran causa prioritaria y colectiva, una causa de país, por razones de igualdad y de justicia social, pero también de solidaridad intergeneracional y sostenibilidad. Por razones sobre todo de futuro y de competitividad del país. Abogamos por un amplio acuerdo político, institucional y social para lograr un Compromiso contra la Pobreza y la Exclusión y situamos a la infancia en el centro de la lucha contra la desigualdad y la pobreza.

Manifiesto Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza