Podemos y la nueva política

Siempre la curiosidad ha despertado mi interés, y como desde hace ya tiempo que se viene acuñando la expresión de “nueva política”, sobre todo por el grupo Podemos, forrado de redes sociales que tanta satisfactoria repercusión produce en algunos, y ante la tufarada de sorpresa que me sube a las narices, he intentado entender lo que significa verdaderamente eso de la “nueva política”, tan difícil de explicar. Porque ya, si mi corto entender me costaba saber lo que significa política, ahora me sueltan este nuevo concepto.

A los peregrinos del Camino de Santiago

Este escrito está dedicado a todos aquellos, que en grupo, en pareja o en solitario recorrimos ese maravilloso camino medieval español, que conocemos como el camino de Santiago y que...

Bienvenido 2017, pero ¿qué nos ha dejado el 2016?

¡Ya llegan los Reyes Magos cargados de regalos y con nuevas esperanzas de tener algo nuevo! De acuerdo, que todo sea paz y felicidad en cada casa. Pero sin duda una vez pasado el día 6 de enero, todo volverá a su cauce normal, es decir, olvidaremos esos propósitos de mejorar tanto personal como socialmente para seguir como estábamos. Es lógico, se acabó el tiempo de paz y felicidad que de forma multitudinaria nos deseábamos unos a otros. ¡Pero analicemos que nos ha dejado políticamente el caótico año 2016! Porque de aquellas lluvias tendremos los nuevos lodos.

Los antisistemas

Desde hace algún tiempo… (¡Sinceramente… antes no les prestaba apenas atención, creo que tenía cosas más importantes que hacer y pensar!), me he...

Reforma de la Constitución: por qué y para qué

Desde hace algún tiempo se habla de la reforma de la Constitución como algo fundamental y necesario, ya que la actual no se corresponde (según algunos) con el nuevo momento histórico que vivimos y que, por ende, hay que reformarla.  Esta necesidad tan imperiosa de cambiarla me ha causado muchas dudas que sigo intentando despejar. ¿Por qué y en qué se debe cambiar la Carta Magna? ¿A quién le interesa?

La Medicina, ¿un deporte de riesgo?

Sin duda la muerte siempre acechante hasta el ultísimo segundo de nuestra vida para destruir en un instante todo lo que habíamos construido, es algo que nos preocupa a todos. Es el...

Pedro Gordillo, in memoriam

Este sábado, 24 de septiembre, algunos ceutíes nos reuniremos para recordarte y recordar tus hechos en nuestra casa. Y no para recordarte con tristeza sino para recordar la luz de tus acciones. Porque fuiste un buen ceutí, que viviste para y por tu ciudad, defendiendo siempre a los callados y desafortunados con tus obras más que con tus palabras, devolviéndoles su dignidad con tu ayuda.

¡Jo..., qué tropa!

“¡Jo… qué tropa!” es una expresión que se atribuye a un político español de hace cierto tiempo. Al parecer, a este personaje todos los demás congresistas le animaron para que se presentase a presidir la Cámara. Y fueron tantos y tan convincentes que el pobre hombre, obligado por tanto ofrecimiento, así lo hizo, y cuando se realizó el recuento de votos no le había votado nadie. Por ello, resignado, dijo lo que dijo: “¡Jo… qué tropa!”.

¿Prensa libre o prensa útil?

En estos últimos días se ha levantado una polémica en los medios de comunicación. El lider de Podemos ofendió gravemente a los periodistas, luego su compañera, una tal Bescansa, lo ha justificado manifestando la necesidad de abrir un debate sobre los medios de comunicación.

Miguel de Cervantes Saavedra

Estamos en estos nuestros días celebrando un aniversario más de Miguel de Cervantes, máxima figura de la literatura española. Alguien a quien sin su vida errante en España, soldado en la batalla de Lepanto, Italia, cautivo en Argel nunca hubiera sido lo que es. Es decir, el autor de una extraordinaria obra literaria universal “El Quijote”. Porque en ella el artista trasmuta su fatalidad personal e histórica en un acto de libertad, transformando sus circunstancias personales y sociales en una obra insólita, que describe una condición desgarrada de la España del 1605. Y así este soldado, novelista, poeta y dramaturgo adquiere fama universal.

¿Vamos hacia el pensamiento único?

Bien, en la naturaleza hay grupos de seres, normalmente insectos, que tienen un pensamiento único: las hormigas, las termitas, las abejas… Pero actualmente nos enfrentamos a esa idea, ya que aunque en estas colonias cada insecto tiene clara su función natural conociendo su lugar y situación dentro de la colonia, su existencia individual es irrelevante. Por ello me pregunto, ¿cómo es posible que esta idea de pensamiento único y servil se esté implantando poco a poco en nuestra sociedad, haciéndonos a la mayoría irrelevantes?

El bluf político

Muchas son las razones que me mueven a escribir este cuento. Pero, bien, antes que nada, aclarar que hablo de un reino imaginario, es decir, que nunca existió ni existirá porque si no, no sería imaginario. Y esto es lo que tienen las reflexiones: que cuando se piensa en algo que no existe es que no es verdad. Por ello cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Que quede claro: ¡lo que no ha ocurrido nunca no puede ser real!

Bochornoso espectáculo

Durante estos días hemos asistido sorprendidos y espantados al espectáculo teatrero de nuestros políticos. Sí, ésos que al parecer hemos elegido. Yo en mi caso al menos he sentido vergüenza de nuestros ¿gobernantes?. Porque no creo que pueda ser otra la sensación que sentimos los pobres ciudadanos, obligados a votar solo a aquellos que nos imponen desde eso que llamamos partidos y que han demostrado que tan solo son facciones antagónicas, que solo miran por su propio ombligo dejándonos a los demás ciudadanos, es decir la mayoría, como meros borregos de consumo para sus propias ambiciones de triunfo.

Buena jugada en el ajedrez político

Porque al menos esto me parece a mí. Y voy a intentar explicar por qué. Hasta ahora en el tablero solo teníamos unas determinadas posiciones de las fichas muy enquistadas en sus casillas. Así, teníamos a las fichas azules (PP) enrocadas en su negativa a todo lo que no fuese su gobierno porque, tienen razón, son las más votadas. Unas fichas rojas (PSOE) en frontal ataque con todas sus piezas contra las fichas azules que impedía cualquier otro tipo de acuerdo que no fuese la derrota de estas últimas. Y por otra parte unas fichas moradas (Podemos), muy diversificadas (mareas, Compromís, Ahora Madrid, etc), empeñadas en imponer su totalitarismo venezolano, para lo que necesitan la revolución rápida, si quieren mantener su fuerza. Y, finalmente, las fichas naranjas (Ciudadanos), cómodamente afincadas en el centro de tablero.

El monstruo que hemos gestado

El otro día hablando con mi hijo de 23 años, me sorprendí con sus conclusiones. Porque, con convicción, me dijo que tal como está la sociedad se decantaba a votar por el partido Podemos, aun a sabiendas de que no es una buena opción. Luego, ante mi sorpresa, intenté explicarle las desventajas que dicha decisión de voto podría tener, no sólo en nuestra forma de estabilidad, sino en la de su generación. Su respuesta fue firme y segura. ¿Qué otra opción de futuro me presenta la actual política social de los grandes partidos?

Actualmente la política sólo nos enseña historias vulgares

Porque, señores, esto es así. Lo que estamos viendo en nuestros políticos sólo son historias vulgares de sus propias personalidades, y… ¡nada más lejos de lo que nos interesa a los ciudadanos! Y esto es fácilmente demostrable si observamos el juego del tablero de ajedrez político que en estos momentos se nos muestra, porque en el fondo no es más que una historia eterna de España. Una ausencia de voluntades de gobierno para todos. Y como siempre sus protagonistas son personas vulgares con amores egoístas y salvajes a su sillón o puesto, lógicamente con su correspondiente sueldo.

Sigue el juego de ajedrez político

Bien, los medios de comunicación nos tienen más o menos informados de cómo se están comportando los jugadores de ajedrez en ese gran tablero que es España....

Reflexiones bobas sobre la bofetada al presidente

Bien, la noticia está ahí, en todos los medios de comunicación. “Un pelele y asilvestrado niñato, consentido y malcriado, ha golpeado al presidente en funciones del gobierno, Rajoy, y se jacta de su heroicidad”.  Y todos con estupor escuchamos a tertulianos y periodistas escribir ríos de tinta en los que algunos todavía justifican esta acción con aquello de “pero hay que tener en cuenta” ¿Qué? ¡Vamos! ¿Es que no tenemos conciencia ni previsión sobre el futuro que los efectos de los hechos producen? Por ello, de forma sintética voy a dar mi opinión. Pero antes una reflexión ucrónica sobre la historia de la necedad.