Jueves. 23.11.2017 |
El Tiempo
Opinión
Editorial
10:54
09/01/17

Ni entendible, ni justificable

No es lógico que se provoquen fuegos para que acudan los Servicios de Extinción de Incendios como moscas a la miel. No es normal que se les preparen estas emboscadas. Y la pregunta es ¿por qué?, ¿qué fin persiguen? ¿Es diversión, maldad o aburrimiento? 

Ni entendible, ni justificable

Hay sucesos que claman al cielo. No es lógico, ni normal, ni entendible que trabajar en determinadas barriadas de esta ciudad sea peligroso. Se escapa de la razón que los bomberos sean apedreados cuando acuden a sofocar un incendio que, en caso de no ser controlado, puede ocasionar graves problemas. No es lógico que se provoquen fuegos para que acudan los Servicios de Extinción de Incendios como moscas a la miel. No es normal que se les preparen estas emboscadas. Y la pregunta es ¿por qué?, ¿qué fin persiguen? ¿Es diversión, maldad o aburrimiento? 

Estos desalmados no parecen darse cuenta de que lo que hacen con los bomberos es como el cuento de Pedro y el Lobo. Llegará un día que los bomberos se nieguen a subir a determinadas barriadas y paguen justos por pecadores. La Administración se limita a escoltar a los camiones pero esa no es la solución porque la policía no anda precisamente sobrada de efectivos como para destinar agentes a estas tareas. Hay que tomar otro tipo de medidas y es tarea de las cabezas pensantes de esta ciudad sentarse y tomar cartas en el asunto pero de una vez por todas y no solamente cuando se apedrea a bomberos o se atraca a trabajadores de Trace.

Ni entendible, ni justificable