Cultura

PRESENTACIóN DE LA OBRA RESTAURADA

La nueva luz de "El Martirio de San Daniel"

5
photo_camera El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, saluda a Jesús Pérez Rivera, encargado de realizar los trabajos de restauración /SANDRA MARTOS

"El Martirio de San Daniel", una pintura del siglo XVIII obra de Tomás de Pereda y Torres, ha recuperado su color y figuras originales gracias al trabajo de restauración dirigido por Jesús Pérez Rivera. Los resultados de los trabajos han sido presentados este viernes en la Catedral en el transcurso de un acto que ha contado con la presencia de las autoridades locales y de representantes de la iglesia católica. 

Un perro negro, fiero y mal encarado emergió de pronto de entre las tinieblas del cuadro. “El Martirio de San Daniel”, un lienzo pintado en 1739 obra del presbítero Tomás de Pereda y Torres, colgaba de una de las paredes de la Catedral, oscurecido y ajado por el paso del tiempo. El animal siempre estuvo allí, inadvertido, hasta que los restauradores lo extrajeron de su escondite de humedad y pintura.

el martirio de san danielEste cuadro de colosales dimensiones ha sido objeto en el transcurso de los últimos meses de un minucioso trabajo de restauración que hoy, finalmente, ha visto la luz. La Catedral que lo ha albergado durante todo este tiempo ha sido hoy el escenario de la presentación de la restauración ya completa, una concienzuda labor que ha sacado a la luz los colores y formas originales con los que el autor concibió su obra.

“El Martirio de San Daniel” representa la escena de la ejecución del patrón de Ceuta y sus compañeros franciscanos por orden del gobernador Arbaldo. Su singularidad reside en su valor histórico-artístico y en su condición de obra original, ideada y ejecutada por Pereda y Torres, quien se ocupó de dejar constancia de ello junto a su firma.

La humedad, la oxidación de los barnices causada por el paso del tiempo, la acumulación de parches, los restos de intervenciones previas y el gran tamaño de la obra han dificultado las tareas de restauración. “El objetivo de esta clase de trabajos es el de reintegrar la apariencia original de la obra”, explica Jesús Pérez Rivera, director de los trabajos. Pérez Rivera ha contado en esta tarea con la ayuda de un grupo de auxiliares de restauración, formadas por la Ciudad, que ya habían demostrado su pericia en la recuperación del Tríptico Eucarístico que se exhibe en la Catedral.

Los trabajos han sido promovidos por la Ciudad y la Delegación del Gobierno y financiados por el Servicio Público de Empleo Estatal.

Comentarios