Deportes

El Ramón y Cajal, sin margen de error ante el Córdoba en la Liga Juvenil

photo_camera Vivas se dirige a la prensa ante la mirada de sus consejeras /A.S.

El equipo tiene dos desplazamientos seguidos y deberá comenzar con buen pie la segunda vuelta

Un endeudamiento bajo control, un vasto fondo para garantizar las inversiones públicas durante el próximo quinquenio, la contención de la destrucción de empleo y un incremento de las partidas destinadas a la lucha contra la pobreza. Estas líneas resumen la exposición que el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha defendido esta mañana a modo de balance del año político que mañana concluye.

“Un cambio radical en las condiciones de financiación de las administraciones públicas”. Las primeras de las afirmaciones sostenidas por Vivas durante su comparecencia pública, a la que le acompañaron en calidad de espectadores varios miembros de su equipo de gobierno, ha servido para defender la política económica del Gobierno nacional. A partir de esta consideración, el presidente ha argumentado el equilibrio de las cuentas públicas ceutíes pese a los niveles actuales de endeudamiento, que el propio Vivas ha cifrado en 217 millones de euros.

El presidente ha calificado el actual como “un endeudamiento perfectamente asumible”, aserto que ha sostenido en el hecho de que los ingresos corrientes presupuestados para 2015 superan el montante de la deuda. Además, Vivas ha asegurado que las actuaciones emprendidas este año para refinanciar parte de esa deuda permitirán un ahorro anual cifrado en 5 millones de euros.

Además, el dirigente popular ha asegurado que la Ciudad dispondrá durante los próximos cinco años de 190 millones de euros para inversiones públicas. “Podemos decir que no hemos hipotecado el futuro de Ceuta”, ha aseverado.

Más allá de la contabilidad municipal, el presidente popular ha presentado a los periodistas una exhaustiva relación de actuaciones en el ámbito de las obras públicas y los servicios.  El único atisbo de autocrítica en el discurso de Vivas emergió cuando hizo referencia a la situación actual del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras, que ha prometido reforzar. “Es evidente que el plan de ajuste adoptado ha mermado la calidad del servicio, pero intentaremos suplir estas carencias a través de medidas como la contratación de servicios específicos”, ha explicado Vivas. Los presupuestos municipales recogen una ampliación del contrato suscrito con la concesionaria del servicio, la empresa Trace, por valor de 1,3 millones de euros, contestada por los partidos de la oposición.

No ha habido destrucción de empleo

Una de las afirmaciones más controvertidas de Vivas, que ya sostuvo su consejero de Hacienda, Emilio Carreira, semanas atrás, ha sido la de que durante los siete años de la crisis no ha habido destrucción de empleo en la ciudad. Según Vivas, atendiendo a las medias mensuales de altas en la Seguridad Social, las afiliaciones crecieron en 900 entre 2007 y 2014.

De acuerdo con su argumentación, el incremento del desempleo en Ceuta es resultado directo del crecimiento experimentado por la población.

En una línea parecida, Vivas ha defendido las políticas sociales desarrolladas por su ejecutivo y, en concreto, las inversiones destinadas a combatir la pobreza infantil. El presidente ha asegurado que la evolución presupuestaria en esta parcela ha permitido disponer de 13,3 millones de euros para afrontar estos costes.

Finalmente, Vivas ha citado como urgencias que los gobiernos ceutíes deberán abordar en un futuro la mejora de las comunicaciones a través de la frontera y los enlaces con la Península, la lucha contra la economía sumergida y la necesidad de reactivar la economía local. “Es preciso concienciar a los ciudadanos de que resulta necesario consumir, comprar y contratar en Ceuta”, ha concluido. 

Comentarios