Economía/Empresa

CÁMARA DE COMERCIO

Dos estudios evidencian, por primera vez con datos, la dependencia del comercio de sus clientes marroquíes

camarapublico
photo_camera Detalle de los asistentes al acto de presentación de los estudios presentados esta tarde en la Cámara de Comercio/ A.S.

Los informes, elaborados por la Cámara de Comercio, ponen de manifiesto la necesidad de adaptar el modelo de negocio a las demandas de este nuevo perfil de comprador. 

El comercio minorista de Ceuta ha de fiar su presente y su desarrollo futuro al cliente procedente de Marruecos. Esta una de las certezas contenidas en los estudios que la Cámara de Comercio ha dado a conocer esta tarde en el transcurso de un acto que ha reunido en la sede de la institución a medio centenar de empresarios. Los informes “Estado del Comercio Minorista de Ceuta” e “Impacto del Cliente Marroquí en el Comercio de Ceuta” son dos trabajos elaborados por la Cámara ceutí y cuya presentación pública ha contado con la presencia de la directora general de Comercio Interior, Carmen Cárdeno, y del presidente de la Ciudad, Juan Vivas.

El 70,5% de los comercios ceutíes cuentan entre sus clientes a ciudadanos marroquíes, una cifra que se eleva hasta el 88% en el caso de los establecimientos radicados en el entorno de la zona portuaria. La prevalencia de los clientes marroquíes queda en evidencia si se considera el dato de que sólo el 1,5% de los comercios consigue atraer a compradores procedentes de la Península. Estos datos sostienen una convicción con la que ya trabajaban los comerciantes ceutíes pero que, hasta la elaboración de los estudios ayer presentados, no se encontraba avalada por cifras precisas. Así lo ha reconocido el presidente de la Cámara de Comercio, Karim Bulaix. “Nos faltaba esa información fundamental que precisase el peso del cliente marroquí sobre nuestro comercio”, ha reconocido el presidente de la institución cameral.

La caracterización del sector que muestran los estudios presenta al comercio minorista como la actividad de mayor peso en el sector: si el 40% de las empresas ceutíes se adscriben al epígrafe comercio, el 68% de éstas se corresponde con establecimientos dedicados a la venta al por menor.

El 29,4% del comercio minorista concentra más del 40% de sus ventas totales en su clientela marroquí. El perfil de esta clientela la muestra integrada por marroquíes menores de 30 años, que acceden a la ciudad a bordo de sus propios vehículos, que satisfacen sus compras en compañía de sus cónyuges o familiares directos  y que no pernoctan en la ciudad.

Los redactores de ambos estudios advierten de la necesidad de adaptar el modelo de negocio a las demandas de este nuevo cliente. Una encuesta elaborada entre los compradores procedentes del país vecino revela sus preferencias por horarios ampliados que permitan la apertura de los establecimientos durante los sábados por la tarde. Más del 70% de los establecimientos se resiste a abrir en este tramo horario.

Los estudios muestran que es en la zona del entorno portuario donde es mayor la disposición a mantener abiertos los locales comerciales en fin de semana.

Buenas expectativas

El comercio minorista ceutí experimentó un crecimiento cuantificado en el 1,6% durante 2014, una tasa superior a la media nacional. El dato, aportado por la directora general de Comercio Interior, se apuntala con el que muestra que, de los más de mil negocios del sector, sólo 7 cerraron sus puertas durante el último año, muy por debajo del índice de fracaso registrado en el conjunto del país para el mismo periodo.

Las optimistas expectativas de negocio que manejan los empresarios del sector quedan patentes en el hecho de que casi el 40% de ellos confía en poder ampliar su plantilla en el plazo de uno a dos años. 

Comentarios