Educación

EVITAR LOS ATRACONES DE úLTIMA HORA

Consejos para afrontar con éxito los temidos exámenes de septiembre

El estudio diario es la clave del éxito / ANTONIO SEMPERE
photo_cameraEl estudio diario es la clave del éxito / ANTONIO SEMPERE

Se acercan los temidos exámenes de septiembre y son muchos los estudiantes de bachillerato, universitarios y demás formaciones que exprimen los últimos días del verano para dar ese último repaso a las materias que dejaron pendientes allá por el mes de junio.

Según los expertos, los exámenes de septiembre se afrontan, psicológicamente, de forma muy diferente a los del resto del curso ya que generan emociones negativas como estrés, inseguridad o preocupación, que dificultan y ralentizan el proceso de estudio por la sensación de que es la última oportunidad y la pérdida del hábito de estudio durante el verano.

Aunque queden pocos días no hay que bajar la guardia, ni descuidar aspectos que pueden ayudar al estudiante a mejorar su rendimiento. Así la alimentación y el sueño son elementos fundamentales. Al igual que en la conducción se recomiendan comidas ligeras e ingerir alimentos que contengan glucosa ya que mejora la memoria a corto plazo y la atención. De ahí que se recomienda desayunar bien antes de un examen.

Los expertos recomiendan evitar los atracones de estudio la última noche, así como tomar mucho café, que lo único que hace es mantener al alumno despierto pero no ayuda a asentar los conocimientos. El cerebro necesita un tiempo para fijar lo estudiado, de ahí la importancia del sueño, también para recuperar la atención y activación.

 

;La rutina, fundamental

El estudio requiere una serie de rutinas. Es importante tener el mismo lugar de estudio, las mismas horas, las mínimas distracciones como el móvil, luz adecuada y que no dé sombra sobre el papel, bien aireada y tener todo lo necesario para el estudio cerca.

No es recomendable alargar los periodos de descanso más de 15 minutos porque tras ese intervalo se pierde la capacidad de concentración y cuando el alumno retome el estudio le costará mucho más esfuerzo y tiempo volver a rendir al mismo nivel. Es recomendable también una fragmentación del temario de estudio en pequeños temas y comenzar por los temas más complicados o largos. El repaso de lo estudiado debe hacerse al día siguiente para comprobar que recordamos lo estudiado.

Desde el IES Almina aseguran que una buen planificación comienza por saber aprovechar el tiempo de que se dispone y tener claro qué hay que estudiar, en qué aspectos hizo más hincapié el profesor durante el curso, qué preguntas hizo en los exámenes finales… hay que si no se dispone de mucho tiempo, lo mejor es ir directamente a lo importante. La actitud debe ser positiva. De nada sirven los lamentos y pensamientos negativos acerca de lo que se debería haberse hecho y no se ha hecho durante el verano. La actitud puede ser el peor enemigo ante un examen.

El día antes del examen es aconsejable repasar esquemas y resúmenes de lo aprendido, pasear con alguien que no tenga que examinarse, dar una vuelta en bici acompañado o practicar algún deporte en equipo y dormir, un mínimo, de 7 horas.

 

Comentarios