Educación

el CONTENCIOSO afecta a 110 niños de preescolar

Un contencioso entre la Ciudad y la Pía Unión sume en la incertidumbre el inicio del curso en Amor Fraterno

La consejera de Educación, Mabel Deu/ A.S./ARCHIVO
photo_cameraLa consejera de Educación, Mabel Deu/ A.S./ARCHIVO

La Consejería de Educación sostiene que el contrato de arrendamiento de los locales que albergan la guardería contempla una prórroga que permitiría mantener abierto el centro hasta noviembre. La entidad religiosa defiende que el alquiler vence el 31 de agosto.

El contencioso abierto entre la Ciudad y la entidad religiosa Pía Unión, representada por el Obispado de Cádiz y Ceuta, deja en el aire las condiciones en las que habrán de iniciar el curso los 110 niños matriculados en la guardería “Nuestra Señora de África”. La institución municipal sostiene que el contrato de arrendamiento de las dependencias que albergan el centro, sito en el edificio Amor Fraterno, propiedad de la Pía Unión, contempla una prórroga de tres meses sobre la fecha de vencimiento del alquiler, fijada para el 31 de agosto.  La organización de la Iglesia católica, por el contrario, rechaza que el contrato prevea prórroga alguna.

La controversia sume en la incertidumbre la apertura del curso, aunque la consejera de Educación, Mabel Deu, daba este viernes garantías de que los pequeños podrán acudir a sus aulas en Amor Fraterno, al menos durante los tres meses de la prórroga de alquiler a la que, según alega, el contrato da derecho a la Ciudad.

El conflicto arranca cuando la Pía Unión informa a las autoridades municipales de sus intenciones de poner a la venta el edificio. La Ciudad se plantea entonces su adquisición en atención a un derecho preferente que, finalmente, se revela insuficiente para formalizar la compra directa.

Ante esta situación, Educación plantea a la Pía Unión continuar con la relación contractual, que establecía un alquiler mensual de 4.500 euros. La entidad religiosa acepta el acuerdo pero exige que la cuantía del arrendamiento se eleve hasta los 20.000 euros, pretensión que la Ciudad rechaza.

Según ha avanzado Deu, el Gobierno local aguarda a que los servicios jurídicos municipales planteen el próximo lunes la estrategia que la Ciudad vaya a adoptar en los próximos días.

La consejera ha afirmado que, en todo caso, el ejecutivo municipal ha resuelto que los 2.000.000 euros que se pretendían consignar para la compra del local se destinarán, en el caso de que resulte necesario, a la habilitación de nuevos locales y a la construcción de un nuevo edificio acondicionado para albergar una escuela infantil.

Comentarios