Educación

Educación diseña su plan para el retorno escalonado a la normalidad en las aulas

c21679f7302a586df3964a275cd116729a1e4ff5w

Los centros educativos elaborarán su propio plan de contingencia para el próximo curso adaptado a sus circunstancias particulares y mantendrán la figura del “coordinador covid”.

La Dirección Provincial de Educación ha elaborado un plan de contingencia para el próximo curso escolar con el objetivo de garantizar las clases presenciales y el retorno a los horarios previos a la declaración de la pandemia de coronavirus.

El documento prevé distintos escenarios en función de cada situación epidemiológica y mantiene las medidas de prevención vigentes durante el pasado curso como limitación de contactos, uso de mascarillas obligatorio a partir de 6 años o higiene de manos.

Los centros educativos elaborarán su propio plan de contingencia adaptado a sus circunstancias particulares y mantendrán la figura del “coordinador covid”.

La intención es la de continuar con los grupos de convivencia estable en Educación Infantil y Primaria.

En el caso de que la situación epidemiológica sea de “riesgo bajo” o “riesgo medio el tamaño de los grupos tendrá como máximo la ratio que marca la normativa y, de no ser así, se establecerán los desdobles necesarios. En los escenarios de “riesgo alto” y “riesgo extremo”, se activará el plan de contingencia vigente el pasado curso.

La vuelta al horario anterior a la pandemia obligará a los centros a establecer las medidas necesarias para los tiempos de descanso como recreos escalonados en dos turnos o diferenciación de espacios por niveles y de turnos de salida.

Durante el primer trimestre, y en función de la evolución de la pandemia, se mantendrá el sistema vigente este pasado curso. No será hasta el segundo trimestre, y siempre que la situación de riesgo sea baja o media, cuando se pase a la presencialidad.

A partir de octubre, se abrirán los centros para el refuerzo educativo y las aulas de conciliación.

La intención de la Dirección Provincial es ofrecer a los centros educativos un tiempo razonable para retomar la normalidad en una situación pandémica no controlada y  observar el impacto que estas actuaciones puedan provocar en la población.

Además, recuerda que es prioritario que antes del inicio de curso los alumnos a partir de los 12 años, estén vacunados, según contempla la Estrategia Nacional de Vacunación.

Comentarios