Educación

Estudiantes de Educación Física en huelga de clases prácticas por no tener gimnasio

Los estudiantes de Educación Física se niegan desde hace dos semanas a trasladarse al polideportivo Guillermo Molina 

pancartas huelga CustomLos alumnos no descartan nuevas movilizaciones / A.S.Los estudiantes de Educación Física de la Universidad de Granada están en huelga de clases prácticas. Dos años llevan en el nuevo campus y dos años llevan sin gimnasio por lo que los alumnos de esta disciplina deben trasladarse a los campos de fútbol del 54 o bien al polideportivo Guillermo Molina para poder desarrollar la parte práctica de la carrera. “Nos negamos a trasladarnos hasta este polideportivo. Solo acudimos a las clases teóricos”, explica a Ceuta Actualidad Daniel Orduña, delegado de Educación Física de la UGR.

En el proyecto inicial el gimnasio se iba a construir sobre la cafetería pero “ahora resulta que se necesita un permiso de espacio aéreo que demuestre que no dificulta el paso de helicópteros por la zona. De esto nos enteramos hace 15 días durante una reunión con el decanato y la Ciudad, quien por cierto, nos ha dicho que esta instalación puede tardar 18 meses en estar terminada”, añade el delegado estudiantil que está en último curso de carrera y que tiene asumido que no verá ni siquiera iniciado el gimnasio. “Nos han llegado a dar cinco plazos diferentes. Incluso desde el decanato nos han llegado a decir que qué más nos da el gimnasio si estamos en el último año”.

Los problemas no acaban aquí. Al parecer para poder dar las clases prácticas en el Guillermo Molina el seguro cubre a estos estudiantes solo como si se tratara de una excursión puntual, “cuando tenemos que trasladarnos todas las semanas”.

El aparcamiento es otro hándicap. “Aparcar por la zona del polideportivo es imposible y ahora ni siquiera los profesores van a tener espacios reservados por lo que tienen que cargar con el material de un lado a otro”, añade Orduña.

El centenar de alumnos afectados ha recogido firmas para solicitar el gimnasio aunque dudan de su utilidad, “ni el decanato, ni la Ciudad nos han dado una solución. Todo son buenas palabras pero sin más”, concluye Orduña, quien ha confirmado a Ceuta Actualidad que están estudiando otras protestas como una sentada.

Comentarios