Foro Económico

El Plan Estratégico y la reforma del REF, claves para seguir avanzando

Almansouri y Bravo, durante el debate (J. SAKONA)
photo_camera Almansouri y Bravo, durante el debate (J. SAKONA)

Los consejeros de Hacienda de Ceuta, Melilla y Andalucía han conversado este martes en torno a la encrucijada en la que se encuentra la ciudad. El encuentro se ha producido en el marco de las sesiones del Foro Económico de "El Español".

Los consejeros de Hacienda de Ceuta, Melilla y Andalucía no han dejado pasar la oportunidad de participar en el Foro Económico Español en la mañana de este martes. Una cita en la que la consejera ceutí, Kissy Chandiramani, ha vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de la puesta en marcha del Plan Estratégico del Gobierno de la Nación y la mejora del Régimen Económico y Fiscal, incrementando algunas bonificaciones para hacer a Ceuta aún más atractiva en este momento de cambio.

Ceuta vuelve a encontrarse de nuevo ante una encrucijada, las tres crisis que viene padeciendo desde hace más de dos años, la del cierre de la frontera al comercio, la de la pandemia y la derivada de los graves sucesos de mayo han marcado el devenir de la ciudad en los últimos meses y se han dejado sentir en la economía. Así lo ha recordado la consejera de Hacienda de nuestra ciudad, Kissy Chandiramani, durante su primera intervención en el Foro Económico en la jornada de esta martes. Una intervención en la que, además, ha puesto sobre la mesa el trabajo que ya se viene haciendo para paliar esta situación. Un trabajo bien conocido por los ceutíes pero que encuentra en este foro un altavoz nacional y una repercusión que pretende seguir atrayendo empresas y mostrándoles las ventajas que supone trasladarse a nuestra ciudad.

El mismo pasa por el impulso de los planes estratégicos locales que quedaron varados con el inicio de la pandemia pero también con la puesta en marcha de un plan estratégico por parte del estado que, bajo el punto de vista de la consejera, tiene que pasar por “más España y más Europa”, que permita generar confianza con una mayor presencia del Estado en Ceuta, que permita mejorar el Régimen Económico y Fiscal y que abra oportunidades en el ámbito económico, de la conectividad, del turismo, de la universidad o del apoyo a las empresas tecnológicas, aspectos todos ellos que deben ser ejes de ese plan estratégico. Un plan estratégico que debe ponerse en marcha a la mayor brevedad posible, porque “el tiempo corre en contra nuestra”.

Respecto al REF, Chandiramani ha puesto sobre la mesa la posibilidad de ampliar al 60 por ciento las bonificaciones a la Seguridad Social, del 50 al 60 por ciento la bonificación para las empresas emergentes en el impuesto de Sociedades o la aplicación de deducciones por trabajadores para que las empresas con servicios de backoffice se animen a implantarse en la ciudad.

Y Ceuta no está sola en esta carrera, porque junto a ella, la ciudad hermana de Melilla, que se enfrenta a problemas similares, también trabaja. El buen entendimiento entre las dos consejeras de Hacienda, de distinto color político, ha vuelto a quedar de manifiesto este martes, y pone sobre la mesa el trabajo que se está haciendo de forma conjunta. Un esfuerzo que, ha explicado la consejera melillense, Dunia Almansouri, tiene, entre otros objetivos, que ambas ciudades cuenten con una tributación que las permita ser algo más independientes de “papá Estado” y no tener que acudir siempre a reclamar que envíe “un salvavidas” ante situaciones extremas.

Junto a ambas, un tercer consejero de Hacienda ha participado en la mesa. Juan Bravo, consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía y ex diputado por Ceuta, ha puesto sobre la mesa el buen trabajo que se ha venido realizando en Ceuta, no solo por parte de las autoridades, sino también de los empresarios que, una vez más, están demostrando su capacidad de renovarse, algo que llevan haciendo siglos en nuestra ciudad. Una renovación que hoy permite que funcione una incubadora de empresas, que haya gente que crea en nuevos proyectos y que se planteen nuevos retos en el ámbito tecnológico, como los que tienen que ver con los i-sports o la robótica, para los que nuestra ciudad podría convertirse en un foco de formación.

Esta renovación, sin embargo, no habría sido posible sin la palanca del régimen fiscal pero siguen haciendo falta reformas, no solo en las dos ciudades, sino en el conjunto del país, unas reformas que permitan a Ceuta y Melilla convertirse en las plataformas más importantes para hacer la conexión de Europa con África.

Comentarios