Frontera

Cerca de 600 tiendas, alrededor del 30% de los cafés, restaurantes y panaderías se han arruinado

9.000 ciudadanos no tienen un sustento para vivir y 3.000 emigraron de Castillejos tras el cierre fronterizo

CASTILLEJOS
photo_camera Momento de la manifestación del pasado viernes (REDACCIÓN)
3.600 trabajadores con contratos legales en Ceuta están amenazados con el despido después de décadas de trabajo.  

La crisis de Castillejos asciende a unos 9.000 ciudadanos sin una fuente de sustento después de detener el contrabando como medio de vida (comercio atípico con Ceuta)  3.600 trabajadores con contratos legales en Ceuta están amenazados con el despido después de décadas de trabajo. 

Cerca de 600 tiendas, alrededor del 30% de los cafés, restaurantes y panaderías se han arruinado.  900 estudiantes migraron de la educación privada a la pública.  Algunas instituciones educativas privadas de la ciudad han reducido los salarios de sus empleados en un 10%.  Cerca de 3.000 ciudadanos emigraron de Castillejos a otras ciudades. La mayoría de los establecimientos hoteleros cerraron.  Parálisis casi completa del sector de alquiler, construcción, taxi y préstamos bancarios. 

Además se ha dado una alta incidencia de divorcios, pérdida de trabajo y ahogamientos en el mar durante la migración de forma clandestina a Ceuta.  La mayoría de la población no puede pagar las facturas de agua y electricidad.  La incapacidad de un gran número de vecinos de la comarca para cumplir con su obligación de pagar el alquiler hace que se vean a punto de ser desalojados por incumplimiento. 

Son datos ha sido recogidos por reportes de prensa y encuestas locales.

Comentarios