Frontera

Belarra ve la crisis como “humanitaria y política” pese a su “apariencia de migratoria"

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra (MONCLOA)
photo_camera La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra (MONCLOA)

La ministra asegura que su departamento ha trabajado para atender a los menores extranjeros conforme a los derechos de la infancia, aunque ha reconocido ser consciente "de que esto no siempre ha sido así".

La entrada masiva en Ceuta de miles de ciudadanos marroquíes y migrantes subsaharianos es una “crisis humanitaria y política” a pesar de su “apariencia” de crisis migratoria. Esta es la reflexión que este miércoles ha compartido la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en la Comisión de Derechos de Derechos de la Infancia y la Adolescencia del Congreso. La ministra ha defendido el trabajo desarrollado por su departamento para garantizar los derechos de los menores extranjeros que consiguieron entrar en la ciudad.

“Como en toda crisis, se han cometido errores, siempre hay cosas que mejorar, pero humildemente creo que este Ministerio se ha puesto a la cabeza para resolver los problemas que tenían los niños y la niñas llevando hasta el límite nuestras competencias", han insistido Belarra, quien ha defendido que el propósito del Gobierno ha sido siempre asegurar que la atención recibida por los menores estaba de acuerdo a los derechos de la infancia “a pesar de que soy consciente de que no siempre ha sido así".

Las reflexiones de Belarra formaban parte de la respuesta ofrecida a una pregunta formulada por la diputada de ERC, María Carvalho, sobre la devolución en caliente de menores en la frontera ceutí.

Belarra ha explicado que el Ministerio ha trabajado para devolver a su país a todos los niños que solicitaron retornar con sus familias a través de un protocolo para la evaluación y diagnóstico de la situación individual de cada uno de ellos.

Comentarios