Frontera

España ha devuelto desde el día 20 a 2.388 marroquíes, pero Rabat sigue sin aceptar a los que no quieren irse

Marroquíes hacen cola en la frontera con la intención de retornar a su país (C.A.)
photo_camera Marroquíes hacen cola en la frontera (C.A./ARCHIVO)

La Delegación del Gobierno informa de que desde el pasado día 7, fecha en la que se inició el procedimiento, se han tramitado 57 solicitudes de asilo.

Marruecos continúa presionando al Gobierno español con sus propios nacionales. Las autoridades del país vecino continúan sin aceptar a los marroquíes que permanecen en Ceuta y que manifiestan su deseo de no abandonar la ciudad, y ello pese a tener abierto un expediente de expulsión.

Según informa la Delegación del Gobierno, desde el pasado 20 de mayo ha retornado a su país de manera voluntaria 2.388 marroquíes. El pasado fin de semana lo hicieron 65. Otros 10 volvieron durante el lunes y el martes.

Un gran número de los marroquíes que se encuentran en la ciudad han acudido a la oficina de protección internacional con el propósito de solicitar asilo, un expediente con el que pretenden blindarse para evitar su expulsión de España llegada la fecha en la que, finalmente, Marruecos acepte la devolución de sus propios nacionales. La Delegación del Gobierno informa de que desde el pasado día 7, fecha en la que se inició el procedimiento, se han tramitado 57 solicitudes de asilo.

El enquistamiento de la crisis diplomática abierta por Marruecos opone todo tipo de dificultades a la devolución de los extranjeros, un ardid utilizado por el país vecino para ejercer una mayor presión sobre el Gobierno español a la espera de acontecimientos.  

Comentarios