Frontera

España y Marruecos acuerdan que la aduanas de Ceuta y Melilla abran durante el mes de enero

Además, han anunciado que sendos países celebrarán a final de año la Reunión de Alto Nivel pospuesta desde 2015.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, y su homólogo marroquí, Naser Bourita, han acordado este miércoles que las aduanas de Melilla, donde ya existía una previa, y de Ceuta, donde se instalará una nueva, abrirán "a lo largo del mes de enero".

Así lo han anunciado ambos tras el encuentro que han mantenido en Nueva York en los márgenes de la Asamblea General de la ONU. "Hemos acordado trabajar para que el inicio del paso de mercancías de manera ordenada y gradual a través de los puestos aduaneros terrestres tenga lugar a lo largo del mes de enero", ha señalado Albares.

Por su parte, Bourita ha confirmado la intención de Marruecos de cumplir con lo acordado en la declaración del 7 de abril suscrita por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey Mohamed VI, en el que se preveía la apertura de las aduanas.

Así, ha dicho que los dos países trabajarán para "un retorno a la normalidad de forma eficaz" en lo relativo al paso de personas y mercancías por los puestos terrestres y marítimos, confiando en que los "dispositivos" necesarios estén en marcha "desde el principio de año en el marco de una cooperación franca entre dos socios y amigos".

Asimismo, han acordado celebrar una Reunión de Alto Nivel en Rabat antes de final de año. Un acto que lleva sin organizarse desde 2015.

El encuentro ha servido para "diseñar los próximos pasos" en el marco de la nueva etapa en la relación que inauguró la visita de Sánchez a Rabat el pasado abril y para reafirmar la voluntad de que se organice la reunión de alto nivel.

Además, Albares se ha felicitado por el curso de las relaciones con Marruecos y puso dos ejemplos: las exportaciones españolas en el curso de 2022 han crecido un 30% con respecto al mismo periodo del año pasado, hasta totalizar 6.000 millones de dólares, y la entrada de inmigrantes irregulares se redujo en un 20% en España en los pasados cuatro meses en relación al verano anterior.

Aun así, los dos ministros han acordado reforzar la cooperación en la lucha contra el tráfico de personas, "en particular en la fachada atlántica", dijo Albares, en referencia a la amplia cornisa atlántica que incluye también las costas del Sáhara Occidental controlado por Marruecos y desde donde se produce la entrada en las islas Canarias.

Comentarios