Frontera

El Hospital de Ceuta atiende un 50% menos de partos con la frontera cerrada

descarga (1)
photo_camera Dos mujeres acceden al Hospital Universitario (ARCHIVO)

Con la reapertura de la frontera cada vez más cerca el hospital necesita aumentar la plantilla de las matronas para ofrecer un servicio de calidad y evitar el colapso.

El cierre de la frontera ha provocado que el Hospital Universitario atienda menos partos a lo largo de estos dos años. Según datos facilitados por el Ingesa, en 2019, cuando aún no había pandemia y la frontera estaba abierta, el clínico de Loma Colmenar atendió 1.261 nacimientos, al año siguiente, año de pandemia y la frontera ya cerrada, el hospital experimentó una bajada del 30%. Los sanitarios asistieron 867 partos.

Los número en 2021 son aún más bajos. Durante el año pasado se atendieron 651 partos, la mitad que en 2019.

Lo anteriormente expuesto demuestra que cuando la frontera estaba abierta eran muchas las mujeres que cruzaban desde Marruecos para recibir atención médica en Ceuta. Tantas que algunos sindicatos han denunciado en ocasiones colapso en el área de Obstetricia y Ginecología del Hospital.

No hay datos recientes sobre marroquíes atendidas en Ceuta. Los últimos son de 2018 que aseguraban que el 35% de las mujeres que parían en el hospital eran marroquíes, en 2015 hablaban del 50%.

La frontera está a punto de reabrir y se desconoce cómo se va a controlar a las embarazadas que entren en la ciudad para ser atendidas en el hospital. De este control dependerá si las cifras actuales suben, bajan o se mantienen.

El hospital de Ceuta necesita más matronas

En estos momentos el hospital de Ceuta cuenta con una plantilla de 12 matronas más tres que están destinadas en Atención Primaria. Este número, aunque podría ser algo mejor, da para ofrecer una asistencia de calidad a las mujeres ceutíes. El problema llega cuando la frontera está abierta y las sanitarias deben atender un volumen muy superior a lo que establece la ratio.

En este momento, tal y como aseguran las matronas, la calidad de la asistencia al parto se minimiza. “Se atiende a la mujeres marroquíes pero nos falta información sobre ellas y, lo peor de todo, nos faltan matronas”.

Los sindicatos llevan mucho tiempo reivindicando más recursos humanos en todas las especialidades del hospital. Ahora que la reapertura de la frontera está más cerca sería necesario aumentar el número de matronas para evitar el colapso de este servicio.

Comentarios