Frontera

PSOE Y CABALLAS CRITICAN QUE LA OBRA, AUN SIN EJECUTARSE, HAYA COSTADO DINERO

La oposición pide responsabilidades; el Gobierno afirma que no renuncia al aparcamiento de Loma Colmenar

Diputados de Caballas durante el debate del estado de la ciudad; al fondo, el presidente Juan Vivas (C.A.)
photo_cameraDiputados de Caballas durante el debate del estado de la ciudad; al fondo, el presidente Juan Vivas (C.A.)

PSOE y Caballas reprochan al Gobierno su "mala gestión" incluso en el desarrollo de proyectos menores. La Ciudad anuncia que "posiblemente" las obras se retomen este mes. 

La azarosa ejecución de las obras de construcción de la denominada “zona de embolsamiento” de Loma Colmenar ha acabado por soliviantar a los partidos de la oposición. Caballas y PSOE han reprochado al Gobierno local su gestión de un proyecto que, según coinciden ambas formaciones, no había de presentar en principio una particular complejidad.

El diputado socialista a la Asamblea José María Mas, ha presentado la decisión de anular el encargo formalizado en su día a la sociedad estatal Tragsa como una muestra de la “gestión caótica e ineficiente” que ha atribuido al Gobierno del PP. “Ya no se trata de problemas derivados de enfrentar asuntos complejos sino que en cosas tan básicas como ésta o el asfaltado de las calles incurren también en una evidente mala gestión”, se queja el socialista.

En la misma línea se ha pronunciado el también diputado a la Asamblea y coordinador general de Caballas, Mohamed Alí. La coalición ya denunció en septiembre que la obra había quedado paralizada ante la evidencia de que no existía un proyecto.

Alí ha criticado que la obra no se haya concluido pese a lo cual la Ciudad deberá hacer frente a un pago por las certificaciones de obra reconocidas. “Es obvio que es necesario depurar responsabilidades –ha exigido el coordinador de Caballas- Y como el dinero público no se puede tirar, hay que devolverlo”.

El dirigente de la coalición ha reprochado al Gobierno su decisión de recurrir a los servicios de la sociedad estatal Tragsa para la ejecución de cualquier obra o servicio municipal: “El problema está en que se aprueban encomiendas como rosquillas y sin ningún tipo de rigor”.

 

“No se renuncia a la obra”

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha insistido esta mañana en que la anulación de la encomienda es un trámite necesaria para ampliar el proyecto que, según ha asegurado, se ampliará en una nueva encomienda. Vivas ha afirmado que la intención que se persigue con esta actuación es la de aprovechar la posibilidad de duplicar la capacidad del futuro aparcamiento hasta alcanzar las 900 plazas.

Según ha defendido ante los periodistas, la certificación de más de 37.000 euros reconocida a Tragsa por obras ya ejecutadas corresponde a un trabajo que encontrará continuidad en el nuevo encargo que se formalice para proseguir con el proyecto. “La nueva encomienda incorporará a la primera”, ha afirmado.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad