Frontera

Vuelven las avalanchas, las protestas y el caos a ambos lados de la frontera

¿Qué está pasando con el porteo?

tarajal-custom1
photo_camera Esta imagen de los porteadores ha desaparecido durante esta semana en el polígono de El Tarajal (C.A.)

Tras haber logrado ordenar el flujo de los más de dos mil porteadores, -hombres y mujeres- por el paso de mercancías de El Tarajal II, las avalanchas, los empujones, el decomiso de bultos, las protestas y el caso han vuelto a aparecer.

De repente y tal y como suelen suceder estas cosas habitualmente, lo que era tranquilidad se ha convertido en una parálisis total en el sector del porteo, lo que ha obligado durante la presente semana a cierres intermitentes al paso en ambas fronteras, la de Ceuta y la de Marruecos, y el jueves con un cierre total durante toda la jornada.

El viernes, la situación fue la misma, y aunque en este día no hay porteo, han sido muchas las personas que buscaban pasar hasta los polígonos que conforman el de El Tarajal para abastecerse de mercancías.

Todo ello ha tenido consecuencias graves. Han vuelto las avalanchas, las largas colas de porteadores para poder acceder a Ceuta al filo de la carretera que conduce desde Marruecos hasta la misma, el caos en los alrededores de El Tarajal, lo que ha vuelto a afectar al flujo circulatorio en la Nacional 352, Las llegadas al Hospital Universitario y a las barriadas colindantes se han vuelto a tonar en empresas imposibles.

En el lado marroquí, los porteadores han protagonizado varias jornadas de protestas ante la imposibilidad de realizar sus labores diarias.

tarajal-custom2

¿Pero cuáles son las verdaderas razones para que de nuevo haya estallado el problema? Las respuestas son bastante distintas, sobre todo dependiendo que la procedencia sea del lado español o del marroquí. Según expertos españoles conocedores del asunto, todo se debe a que con la celebración del Ramadán los precios de los productos han sufrido un incremento importante en el país vecinos, algo parecido a lo que sucede en España en las fiestas navideñas. Ello ha provocado que la demanda de productos de Ceuta se haya incrementado. Esto tiene su reflejo de manera clara en el aumento de número de personas que intentan pasar a diario para transportar mercancías de un lado al otro.

Desde el vecino país se argumenta con insistencia en que el motivo principal es un posible desencuentro entre agentes aduaneros y comerciantes marroquíes. Ello estaría provocando un exceso de celo en el trabajo de los funcionarios, que conlleva a una ralentización del paso de personas y mercancías, A todo ello hay que añadirle que estas medidas van acompañadas del decomiso de mercancías.

Los porteadores, perfectos conocedores de la realidad de los pasos fronterizos, se agolpan en los alrededores de El Tarajal para intentar, en avalancha, acceder a su país cargados de mercancías. Un negocio que aquí, en Ceuta, es conocido como comercio atípico y en Marruecos como economía de subsistencia.

Comentarios