Frontera

niega que haya 625 policías en la ciudad, tal y como sostiene el ministerio

UFP acusa a Interior de dejar la seguridad de Ceuta en manos de las autoridades marroquíes

Porteadores y policia Nacional
photo_camera Agentes de la Policía Nacional, de servicio en los polígonos de El Tarajal (C.A.)

El sindicato policial acusa al Ministerio de obviar las necesidades de la plantilla que, según denuncia, ha perdido más de 150 agentes en los últimos años.

Las cuentas no cuadran. La Unión Federal de Policía (UFP) ha negado que la plantilla de la Policía Nacional en Ceuta sume 625 agentes, tal y como ha defendido el Ministerio del Interior. En un comunicado, el sindicato ha cifrado en 470 los policías disponibles en la ciudad, a los que habría que restar 13 que pasarán a la condición de jubilados este año.

La UFP ha mostrado su malestar con la información facilitada por Interior, que califica de “falsa”. “Hay que estar aquí para saber cuántos funcionarios hay de baja, cuántos suspendidos de empleo y sueldo, cuántos ocupan plaza en Ceuta pero están destinados en la Unidad de Intervención Policial (UIP), cuántos hay inmersos en cursos de ascenso y no prestan servicio en la plantilla…”, argumenta el sindicato en su nota.

La queja de la UFP se manifiesta en el marco de las censuras que los sindicatos policiales y las organizaciones representativas de los trabajadores de la Guardia Civil han planteado contra Interior por la insuficiencia de las plantillas de ambos cuerpos.  Según el sindicato, Ceuta ha perdido en el transcurso de los últimos años más de 150 policías.

Los sindicalistas acusan a los responsables de Interior de obviar las particularidades que confluyen en una ciudad escenario de fenómenos como la migración irregular, situaciones sociales como la proliferación de menores extranjeros y tramas como las organizadas por activistas y proselitistas del terrorismo más militante. “El Ministerio de Interior está dejando la seguridad pública de nuestra ciudad en manos de Marruecos, que es el que se encarga de controlar los flujos de inmigrantes irregulares, ‘menas’ y posibles yihadistas: es incomprensible que encontrándonos en el nivel 4 de alerta antiterrorista no se disponga de personal suficiente para realizar los controles de entrada pertinentes en nuestra ciudad”, critica la UFP.

En su nota, el sindicato reclama una “fuerte” inversión en las infraestructuras de la frontera de El Tarajal y un refuerzo de la plantilla policial.

Comentarios