incendio de una caseta

Los bomberos actúan, por enésima vez, en Arcos Quebrados

Una vez más, el Servicio de Extinción de Incendios recibió un aviso de un incendio en la zona de Arcos Quebrados. El protocolo se puso en marcha y una vez en el lugar del fuego recibieron una pedrada en uno de los coches, sin que hubiera que lamentar heridos.

bomberos-apredreamiento1
photo_camera Los bomberos durante una pasada actuación / ARCHIVO

En la jornada de ayer los bomberos fueron requeridos en la zona de Arcos Quebrados por el incendio de una caseta. Como es habitual cuando se recibe un aviso en esta zona negra de la ciudad, el Servicio de Extinción de Incendios acudió a sofocar el fuego junto con la Policía Local. Una vez en el lugar, recibieron una pedrada en el techo de uno de los coches, sin que las cosas fueran a mayores. 

La semana pasada, los bomberos cuando se dirigían a esa misma zona, y mientras la policía preparaba el cordón en el lugar del incendio, se tendió una emboscada a los coches del SIES que fueron apedreados de camino. El consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, aseguraba a este periódico que la posibilidad de escoltar a los bomberos de origen a destino es una posibilidad que está sobre la mesa.

 

Otras actuaciones

Esta mañana, el SIES ha sido requerido por la caída de una piedra en la Avenida de Lisboa, sin que haya habido que lamentar daños materiales. 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad