La Ciudad

Ceuta recuerda a Mari Ángeles entre el reconocimiento a la lucha juvenil, sindical y policial

dentro

La Casa de la Juventud, Toñi Escobar y Agustín Cruz han sido reconocidos por su trabajo en el  el acto institucional celebrad con motivo de la violencia contra la mujer.

El Salón del Trono del Palacio Autonómico a rebosar. Familiares, conocidos y compañeros de trabajo de los premiados, además de casi todas las fuerzas políticas que componen la Asamblea (Vox ha vuelto a brillar por su ausencia) y los miembros de Delegación del Gobierno con su titular a la cabeza. Saludos y conversaciones cruzadas antes de tomar asientos. Antes de hacerse el silencio. Antes de guardar un minuto de silencio por las 38 mujeres asesinadas este 2022 a manos de sus parejas y exparejas. Y en especial por una. Por una vecina, conocida y familiar. Por la ceutí que compone esa lista de las 38. Mari Ángeles ya no está desde marzo a causa de una de las peores lacras que siguen presentes en la sociedad. Pero Ceuta la sigue recordando. Su imagen no se ha dejado de proyectar durante la más de media hora en la que se ha extendido el acto institucional celebrado con motivo del Día de la violencia contra la mujer. Y los recuerdos a la exfuncionaria de Justicia y a su familia han estado presentes en las palabras de todos los que se han postrado frente al atril.

“Ojala algún día dejemos de contar mujeres asesinadas, maltratadas. Ojalá forme parte de una historia que hemos podido superar y cerrar. Mucha fuerza para la familia de Mari Ángeles”, finalizaba su discurso Toñi Escobar, que ha recibido uno de los galardones concedidos por Delegación del Gobierno a través del Premio Meninas. La ugetista, que ha sido premiada por su labor en este campo dentro de la lucha sindical, rompía a llorar al poco de tomar la palabra cuando ha recordado a su familia, “y en especial, a las mujeres que la componen”. “Mujeres valientes que se han enfrentado a situaciones muy complicadas, y me han enseñado que lo último es rendirse”. También ha habido referencia a todos sus compañeros de UGT, y los aprendizajes adquiridos a través de ellos. Así como mensajes a la esperanza a través de la juventud, cuya educación, ha recordado Escobar, es un arma básica de prevención y lucha.

Precisamente, la juventud y la labor que con ellos realiza la Casa de la Juventud en materia de prevención contra la violencia ha sido la elegida este año por la Ciudad para concederle su reconocimiento. Su director, Francisco Escobar, ha reivindicado la figura de este tipo de educación no formal como “un instrumento esencial para tratar con los jóvenes. Reivindicamos la importancia que en el conjunto de las administraciones deben tener los servicios especializados”.

El último en salir a recoger su reconocimiento, también el ‘Meninas’, ha sido el agente de Brigada Provincial de la Policía Judicial-UFAM Protección en Ceuta, Agustín Cruz. Escueto, conciso y directo, ha apelado a la unidad de una ciudad como Ceuta, “en donde todos nos conocemos”, para recorrer juntos el mismo camino. El de la lucha y la erradicación. “Erradicar creo que va a ser muy difícil pero, al menos, intentar minimizar”.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad