La Ciudad

La ciudad se queda sin servicio de atención psicológica de urgencia a las víctimas de violencia de género

La decana del Colegio, junto a un grupo de profesionales, este jueves antes de su encuentro con los periodistas (C.A.)
photo_camera La decana del Colegio, junto a un grupo de profesionales, este jueves antes de su encuentro con los periodistas (C.A.)

La falta de disposición de la Consejería de Servicios Sociales para la firma del convenio que regula esta prestación ha supuesto la suspensión del servicio, según denuncian los profesionales.

La ciudad se queda sin servicio de atención psicológica de urgencia a las víctimas de violencia de género. La falta de disposición de la Consejería de Servicios Sociales para la firma del convenio que regula esta prestación ha supuesto la suspensión del servicio, según denuncian los profesionales.

La decana del Colegio, Dolores Escalante, ha denunciado este jueves en un encuentro con periodistas, al que ha acudido respaldada por grupo de colegas, que la Ciudad se ha negado a suscribir el convenio pese a que los fondos que financian el servicio son proporcionados por el Gobierno central. El servicio cuenta con una dotación de 30.000 euros procedentes del Pacto de Estado, destinados a financiar el pago de las guardias y la disponibilidad de los psicólogos que lo atienden.

El servicio tiene como fin prestar atención psicológica de urgencia, especializada y permanente, a mujeres y menores víctimas de violencia de género. Los profesionales del Colegio han venido prestando esta atención hasta el pasado agosto, mes en el que se decidió suspenderlo ante la renuencia de la Ciudad a reeditar el convenio que amparaba el servicio. Según ha explicado Escalante, la Ciudad argumenta que no se pueden abonar las disponibilidades ni las guardias, una vigilia que está implícita a toda atención de emergencia.

La decana reprocha también a la Ciudad que no se haya dado visibilidad a un servicio de tanta relevancia social, hecho al que atribuye su infrautilización. Para combatir esta situación, el Colegio llegó a imprimir tarjetas de visita para que la Policía Nacional las distribuyera entre las víctimas. «La Ciudad no ha puesto los medios suficientes para que se publicite y esta información esté al alcance de todos los ceutíes», lamentan los profesionales.

Comentarios