La Ciudad

A PROPóSITO DEL SERVICIO AéREO

La compañía SAAR se pone en contacto telefónico con el delegado de Gobierno

pista-helipuerto-desde-arriba-(1)
photo_camera Las instalaciones de Ceuta, a la espera

Tras las declaraciones de ayer del delegado de Gobierno, el director gerente de la compañía que pretende hacerse con el servicio de helicóptero ha llamado a Nicolás Fernández Cucurull para comentarle el proyecto. Este se ha mostrado "interesado y dispuesto a ayudar en todo lo necesario para recuperar este servicio tan necesario para Ceuta", ha explicado Juan Cumplido a Ceuta Actualidad.

Ceuta sigue sin helicóptero y la compañía SAAR (Servicios Anfibios Aéreos Rescate)  sigue intentado prestar el servicio aéreo entre ambas orillas. Ayer el delegado de Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, aseguraba a preguntas de los periodistas que “ni esta empresa, ni ninguna otra” se había puesto en contacto con la Delegación en este sentido. Pero dicho y hecho. El director gerente de la compañía radicada en Cantabria, Juan Cumplido, ha llamado al delegado y durante 20 minutos le ha comentado el proyecto y los problemas que están encontrando en el Puerto de Algeciras y que frenan la posibilidad de comenzar a volar entre ambos lados del Estrecho. Según ha explicado Cumplido a Ceuta Actualidad, “el delegado de Gobierno se ha mostrado colaborador y dispuesto a ayudarnos en todo lo posible para conseguir que Ceuta vuelva a contar con el servicio aéreo, un servicio de interés público”.

El aparato con el que esta compañía quiere cubrir la línea aérea es un Sikorsky S92 con capacidad para 30 pasajeros y 4.500 kilos de carga. El problema radica en su peso. “El helipuerto de Ceuta aguanta el peso pero no así el de Algeciras, por eso, pedimos a la Autoridad Portuaria del Puerto de Algeciras que reforzará la plataforma existente o bien que nos autorice a construir una flotante de 50 por 50”, algo que no es posible por razones operativas del puerto y por no ser zona habilitada para el transporte de pasajeros. Al parecer la Autoridad instó a la compañía a buscar otro aparato más ligero “pero no sería rentable. Es un proyecto muy interesante y sería una pena que por tema de costes haya que cambiar de helicóptero”, aclaraba Cumplido en el mes de agosto.

Cumplido también explicaba que la idea es ampliar la línea más allá de Algeciras y Ceuta y que los vuelos podrían tener una frecuencia de unos 15 minutos por un precio, según las primeras estimaciones, de unos 80 euros ida y vuelta a la ciudad gaditana. SAAR piensa en otras líneas de negocio complementarias como ayuda en incendios forestales, proveedor de buques en alta mar dada la alta capacidad de carga que tiene el Sikorsky S92 y hasta paquetería. Todo para conseguir que la línea aérea entre ambas orillas sea rentable.

Comentarios