La Ciudad

No quieren que se repita la imagen de la pasada Nochebuena

Los concesionarios del Poblado exigen medidas para evitar que la zona se convierta en un “botellódromo”

poblado-marinero
photo_camera Imagen del Poblado Marinero tras el día de Nochebuena (C.A.)

La comunidad de concesionarios del Poblado Marinero pide al Gobierno local que ponga los medios necesarios para evitar que la zona de ocio se convierta en el ‘botellódromo’ oficial de Ceuta.

Los propietarios no desean que se vuelva a repetir una imagen tan lamentable como la registrada el pasado día 24 de diciembre, donde la propia empresa encargada de recoger la basura y limpiar las calles denunció el dantesco escenario que se encontró, fruto únicamente del incivismo y de la permisividad con esta práctica de nuestros jóvenes por parte de las autoridades.

En una nota de prensa, el colectivo deja claro que “no queremos que se repita esta situación el próximo día 31”, y para ello pide al Ejecutivo que controle la venta de alcohol a bajo precio a menores, que está prohibido por Ley, y para lo que no hace falta desarrollar ninguna ordenanza.

“El pasado 24 vimos con disgusto que los agentes de los distintos cuerpos de controlaron la situación en las calles del centro, pero hubo manga ancha en la zona del Poblado para con esta práctica, lo que provocó un efecto llamada que acabó por perjudicar sobremanera a los negocios de hostelería instalados en esta zona”, han explicado desde el colectivo, que agrega que “si se quiere identificar a los que consumen en la calle a modo de botellón es sencillo, ya que suelen ir con bolsas con bebidas”.

La Comunidad exige a su vez al Ejecutivo que desarrolle una ordenanza, si es que así lo necesita, tal y como se comprometió con los empresarios recientemente, para regular esta práctica y ponga todos sus esfuerzos en evitar la misma, con mayor ahínco si cabe, entre los menores, para así evitar el alcoholismo juvenil y dañar con sus políticas aún más al sector hostelero que paga sus impuestos y la Seguridad Social y cumple con la legalidad.

Comentarios