Sábado. 21.07.2018 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

“LAS ADMINISTRACIONES TIENEN QUE GARANTIZAR LOS DERECHOS DE LOS MENORES NO EMPADRONADOS”

El Defensor del Pueblo sugiere que hay que mejorar las infraestructuras y, sobre todo, la gestión de la frontera

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, tiene constancia del problema que padecen los ceutíes con las colas y el caos circulatorio en la Nacional 352, y que no le permite acceder a la zona del Hospital, a través de una denuncia recibida en su oficina. El Defensor también ha explicado que mediará ante el Gobierno para que Ceuta cuente con un helicóptero de manera permanente de la Guardia Civil en Ceuta y ha recriminado a las autoridades por la situación de los menores no empadronados, a los que hay que garantizar sus derechos fundamentales.

El Defensor del Pueblo sugiere que hay que mejorar las infraestructuras y, sobre todo, la gestión de la frontera

En su visita a Ceuta, le Defensor del Pueblo va a mantener reuniones con distintos colectivos y oenegés de la ciudad y ha explicado un ciudadano ceutí ha presentado una queja por los problemas derivados de las colas y el caos que a diario padece la población en la Nacional 352 y en la frontera de El Tarajal. Fernández Marugán entiende que las soluciones pasan por mejorar las infraestructuras existentes y, sobre todo las gestiones del problema.

Otro apartado importante abordado por Fernández Marugán ha sido el anuncio de su compromiso para mediar, ante la petición formulada por la delegada del Gobierno y los responsables de la Policía Nacional y la Guardia Civil, para la presencia permanente de un helicóptero del Instituto Armado en la ciudad con el objetivo de detectar todos los movimientos y que puedan evitar los asaltos a la valla. Fernández Marugán se ha comprometido a formular una petición al Ministerio del Interior.

Ante la pregunta de los periodistas, el Defensor del Pueblo también se ha referido a las quejas ante las dificultades para la petición de asilo, “que viene determinado por una interpretación que han hecho las autoridades administrativas, en virtud de la cual, solicitado el asilo, ellos no pueden moverse con libertad por el territorio español”.

En cuanto a los menores no acompañados que no están escolarizados, una de las obligaciones que tienen las autoridades “es la de velar y garantizar que los derechos fundamentales de esos niños y adolescentes están por encima del empadronamiento”. La administración, en próxima fechas, ha dicho el Defensor, va a “ser sensible a nuestros requerimientos”.

También se ha referido a las devoluciones en caliente y a la situación de las porteadoras, que “hacen su trabajo con riesgo infinito de su salud y en algunos casos de su propia vida”. “Cargan bultos que a veces tienen un peso superior que su propio cuerpo”, ha dicho.

El Defensor del Pueblo sugiere que hay que mejorar las infraestructuras y, sobre todo, la gestión de la frontera