La Ciudad

Delegación da quince días a los comerciantes de El Tarajal para presentar un plan de seguridad antes de tomar medidas

zz
photo_camera Porteadores circulando por el interior de los polígonos de El Tarajal/ C.A.

El delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, acusa a algunos propietarios de las naves de ser los causantes del caos y las aglomeraciones. 

Diez días después de la reapertura del nuevo paso de mercancías, los problemas siguen siendo los mismos que obligaron a las autoridades el pasado 3 de marzo a cerrar el Tarajal II, a penas cinco días después de su inauguración de manera oficial el 27 de febrero. 

El delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, insiste en que el paso por la frontera y la circulación por las nuevas instalaciones en las que se controla el bulto de los porteadores funciona con fluidez y normalidad, "los problemas siguen produciéndose en el interior de los polígonos de El Tarajal". Allí, según el delegado, es donde se generan los colapsos y por tanto "deben ser los propietarios de las naves los que pongan orden en el lugar por el que circulan más de 4.000 personas". 

Tras el cierre del Tarajal II, las autoridades de Ceuta y Marruecos mantuvieron conversaciones en las que llegaron al acuerdo de volver a abrir este paso de mercancías pero con condiciones.

Entre ellas se encontraba limitar a 4.000 el número de porteadores que podrían acceder a la ciudad. Además, se advertía a la comunidad de propietarios de los polígonos que la regulación de los flujos de mercancías y de personas en el interior de los mismos no sería asumible por la policía, ya que no está dentro de sus competencias. 

Por último, se instaba a los polígonos a la adopción de las medidas de seguridad privada que fueran necesarias. "Entre ellas la contratación de seguridad privada que se encargue de organizar las colas de usuarios, que controle los bultos y el acceso a los polígonos y que garantice la protección de las personas que allí se encuentren". De momento, esta medida no se ha llevado a cabo y las aglomeraciones siguen repitiéndose.

Al objeto de salvaguardar la seguridad de las personas, Delegación ha remitido un escrito a los propietarios de los establecimientos del polígono en el que se les comunica que "en el plazo de 15 días deberán presentar un plan de seguridad, sino se tomarán medidas al respecto", ha explicado Fernández Cucurull, quien considera que los comerciantes están obligados a cumplir con la ley. 

El delegado del Gobierno no ha querido adelantar qué ocurrirá si en el plazo establecido los comerciantes no presentan este documento. Lo que sí ha asegurado es que "con un sistema de seguridad interior en los polígonos la situación en El Tarajal podría mejorar, aunque no solucionarse". 

El máximo responsable del Estado en la ciudad, ha ido más allá, culpando a algunos titulares de las naves como los causantes de las aglomeraciones y del caos que en muchas ocasiones se viven en los polígonos. 

Comentarios