La Ciudad

Entrevista a la delegada del Gobierno

Mateos: "Hay que feminizar la sociedad para poner en valor las virtudes de nuestro sexo"

La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos (CEDIDA)
photo_camera La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos (CEDIDA)

En esta entrevista, la delegada del Gobierno profundiza en asuntos de mujer e igualdad y narra su experiencia personal. 

25 años después, Ceuta vuelve a tener al frente de la Delegación del Gobierno a una mujer. Salvadora Mateos tomó posesión de su cargo en junio de 2018. Desde el principio la socialista se ha mostrado del lado de la mujer y de las políticas en favor de la igualdad. En su primer discurso como delegada ya utilizó un lenguaje inclusivo porque "lo que no se nombra no existe. Y nosotras, las mujeres, existimos en la vida política y social de esta Ciudad Autónoma”, y aseguró  que entre las prioridades de su mandato estaría la lucha contra la violencia de género. “No estáis solas. No estamos solas. Esta delegada será vuestra voz. La Igualdad es uno de los pilares del PSOE, y lo será de quién os habla y de su equipo”.

En el Día Internacional de la Mujer, Salvadora Mateos repasa junto a Ceuta Actualidad el futuro de las mujeres en esta Sociedad

¿Qué ha supuesto para usted llegar a ser delegada del Gobierno? La mayoría de los representantes del Estado que ha tenido esta ciudad han sido hombres

Estamos en el siglo XXI y que una mujer sea designada para ostentar un alto cargo y de gran responsabilidad en nuestra sociedad afortunadamente es algo habitual que ya nadie debiera cuestionarse. Tenemos mujeres ocupando altos cargos en todas las profesiones; por poner un ejemplo, la Dirección General de la Guardia Civil la ostenta una mujer, impensable ese cargo hace solo unos años. Personalmente es un reto y un aliciente. Se me ha dado la oportunidad de trabajar por esta tierra a la que tanto quiero. Soy la segunda mujer que ha sido designada para ser delegada del Gobierno en nuestra ciudad , la primera fue una gran amiga mía, Carmen Cerdeira y espero no ser la última.

¿A lo largo de su vida ha sufrido la discriminación por el mero hecho de ser mujer?

delegadaaaaaLa verdad es que no, y eso se lo debo a mis padres. Nací en una pedanía cercana a Benalup Casas Viejas donde solo existía una escuela unitaria para niños y un maestro, las niñas no asistían a estas clases. Con buen criterio, mi padres solicitaron mi acceso a la escuela donde era la única niña ya que siempre quisieron que tuviera la misma educación que mis hermanos. De los 5 a los 11 años, cuando me fui a estudiar a Cádiz, estuve en clase con niños. Yo era una más. Nunca tuve problemas. Por la tanto desde pequeña tuve conciencia de que éramos iguales. Por eso cuando me preguntan desde cuando soy feminista, respondo que desde siempre. La verdad es que lo que hoy se llama empoderamiento femenino yo lo he abanderado toda mi vida. Era el “azote” de mis [email protected] . Mi lema era “ si otro puede hacer un trabajo yo también”

¿Cree que se han producido muchos avances en el campo laboral para la mujer?

descarga (6)Si obvio, la situación de la mujer en España ha cambiado mucho en los últimos 50 años. Desde que se aprobó la Constitución hasta hoy no sólo ha cambiado la legislación sino que las reivindicaciones de las mujeres se han hecho más exigentes. Somos la mitad de la población y en igualdad de derechos. Estamos muy cualificadas, somos más prácticas y concebimos la autoridad de una manera diferente a la de los hombres. Hay que feminizar la sociedad en el sentido de poner en valor las virtudes de nuestro sexo. Nacer hombre o mujer no te da derecho a nada o no debiera. Todos somos iguales, en derechos pero también en obligaciones y por lo tanto merecemos el mismo trato.

Históricamente estuvimos relegadas a realizar determinadas tareas que los hombres interpretaban eran las propias de nuestro sexo, pero ese tiempo ya terminó. No le quepa duda de que el futuro es femenino. La discriminación sigue siendo común en el mundo por razones de nacionalidad, sexo, edad, etnia, religión o condición sexual. Todavía queda un largo camino por recorrer y es necesario un cambio social.

La igualdad no quiere decir que hombres y mujeres sean lo mismo, sino que los derechos, las responsabilidades y las oportunidades no pueden depender del sexo.

¿Las mujeres lo siguen teniendo difícil en esta sociedad?

descarga (8)Sí, desgraciadamente todavía quedan muchos estereotipos y prejuicios por cambiar incluso en las sociedades más avanzadas. ¿Conoce usted muchos hombres que se dediquen a las tareas domésticas? Este es solo un ejemplo.

Debemos educar en base al valor de la igualdad. Si los niños y niñas se perciben como iguales, en el momento en el que crezcan contribuirán a mantener esa igualdad y a respetarse mutuamente. Por lo tanto, desde la infancia es importante una educación basada en la igualdad evitando estereotipos de género.

Generaciones de mujeres han luchado mucho hasta llegar donde hoy estamos. Las mujeres que tenemos ya una “edad” hemos visto como se materializaron muchas de nuestras reivindicaciones: el divorcio, la interrupción voluntaria del embarazo, la discriminación positiva, la ley cremallera…

Tras una unos años de inacción por parte de algunos colectivos, aparece un movimiento que nos ha devuelto la esperanza en conseguir los objetivos que aún tenemos pendientes. Son nuestros [email protected], [email protected] con los movimientos feministas los que lideran ahora estas reivindicaciones.

Conseguiremos así muchas cosas pendientes que se puede resumir en una, la igualdad efectiva.

¿Qué cree que se está haciendo mal para que sigan muriendo mujeres a manos de sus parejas o ex parejas?

No es cuestión de qué se está haciendo mal porque sinceramente creo que tanto las acciones que se están desarrollando como la dotación presupuestaria que ha llegado a todas las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos a través del Pacto de Estado, es más que suficiente. Y ello nos deja algo claro, que los cambios sociales y la concienciación de que la violencia contra la mujer es una realidad en nuestro país, no depende solo de incrementar los recursos de atención y protección a las víctimas, sino que resulta fundamental la insistencia en campañas de sensibilización y prevención de la violencia contra la mujer.

Es cierto que desde el Gobierno de España se están desarrollando actualmente tres campañas de sensibilización y prevención (contra la violencia sexual, contra la violencia de género en adolescentes y contra la violencia de género destinada a la ciudadanía en general), precisamente expuestas en la sede de la DG en Ceuta, pero también hago un llamamiento a la ciudadanía en general y a la comunidad educativa en particular, para que fomenten una educación en valores tales como la tolerancia, el diálogo, la empatía y el respeto hacia los demás.

descarga (7)Resulta lamentable el discurso de parte de la clase política del país de que hay que hablar de “violencia intrafamiliar porque también hay hombres asesinados”. Por eso desde la Delegación nos gusta exponer los datos estadísticos porque no son ni de un partido ni de otro, son públicos, aportados desde las administraciones que registran la casuística. En lo que va de 2020 hay 14 mujeres asesinadas en España, de ellas solo una había denunciado aunque no continuó en el proceso. Desde 2003, fecha en la que se inició el registro de las víctimas de violencia de género, han asesinado a 1047 mujeres en España, más muertes  que víctimas del terrorismo de ETA.

¿Qué medias pondría en marcha para avanzar en esa ansiada igualdad entre hombres y mujeres?

Todas las  posibles y desde todos los campos: mientras haya brecha salarial, mientras haya una mujer que tenga un techo de cristal por ser madre o hija o  mientras haya una asesinada debemos seguir trabajando.

Tenemos un Gobierno feminista, concienciado. Espero que en esta legislatura se vayan superando estos desequilibrios.

Comentarios