La Ciudad

los sindicatos pidieron su dimisión

El director general de Instituciones Penitenciarias inaugurará la cárcel

Yuste prisiones
photo_camera Yuste ya visitó la cárcel en 2015 (C.A/ARCHIVO)

Finalmente será el director general de Instituciones Penitenciarias quien corte este lunes la cinta en la cárcel de Fuerte Mendizábal y no el ministro del Interior como se esperaba.

Este lunes se inaugura la nueva cárcel de Fuerte Mendizábal y lo hará con la presencia del director general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, y las primeras autoridades de la ciudad, entre ellas el presidente, Juan Vivas.

Yuste ya visitó el centro en 2015 cuando concluyeron las obras pero en aquella ocasión no hubo cinta que cortar como ocurrirá mañana. Lo que es una incógnita es cómo recibirán los sindicatos esta visita ya que hace unas semanas pedían la dimisión de Yuste por lo que consideran una "política nefasta y de improvisación". También es una incógnita si el lunes lo comerciantes de la ciudad, movidos por los del Tarajal, organizarán algún tipo de protesta como anunciaron en caso de que el ministro del Interior fuera el encargado de inaugurar la prisión.

El proyecto nació al amparo del Plan de Amortización y Creación de Centros Penitenciarios (PACEP) impulsado en 1991. La austeridad impuesta sobre las cuentas públicas por los gobiernos del PP ha retrasado la obra, un inmenso esfuerzo de financiación que se eleva más allá de los 120 millones de euros. Ahora, a punto de abrir sus puertas, las dudas sobre su dotación y gestión continúan sin disiparse.

La nueva macroinstalación viene a reemplazar al vetusto presidio de Los Rosales, una construcción que data de 1958, muy alejada de los estándares recomendados para los modernos establecimientos penitenciarios. Sus dependencias, levantadas sobre 120.000 metros cuadrados, 80.000 de ellos construidos, tienen capacidad para albergar a 1.700 internos en sus 648 celdas distribuidas en ocho módulos.

Comentarios