Gema empieza a mejorar y se le retira sedación de forma parcial

Su madre, Rosi, agradece las muestras de solidaridad de los ceutíes: “Por siempre. Hasta que me muera”

photo_camera Gema, con sus padres, en una foto que ceden con autorización.

La  joven de 17 años que sufrió el atropello el mes pasado en Hadú, Gema, está evolucionando favorablemente, tal y como comenta su propia madre Rosi, en declaraciones exclusivas para ceutaactualidad.com

“Mi niña llegó con un traumatismo craneoencefálico severo, después pasó a grave y ahora está mejor. Está respondiendo”, afirma contenta dentro de la más que lógica preocupación.

Su voz, desde el Hospital Puerta del Mar de Cádiz, transmite optimismo y emoción. A la muchacha se le está retirando paulatinamente la sedación, ya que los facultativos temen que al hacer esta acción pudiera sufrir una reactivación del edema cerebral. Lo hacen con todo el cuidado y el mimo del mundo y, desde luego parece que todo va más que bien.

“Se mueve. Entreabre los ojos. Aún no habla, pero ya nos mira con sus ojitos”, relata Rosi. La peor parte la está llevando el ojo izquierdo de la jovencita, si bien el Servicio de Oftalmología del Hospital la cuida como oro en paño y están más que en ello.

Rosi dice que los médicos no estaban muy convencidos de retirarle la sedación, por las consecuencias que pudiera sufrir, concretamente en la cuestión de la inflamación cerebral. “Es lo que temían, pero de momento no ha subido en exceso”, habla la madre. Así las cosas y con extremo cuidado, los facultativos están tratando de rebajar el nivel de sedación de la muchacha.

Y no queda por menos que hablar de las muestras de solidaridad que se están promoviendo y realizando en Ceuta, con más de 200 huchas solidarias en comercios, establecimientos en general, asociaciones de vecinos… Todo ello para ayudar a sus padres, una familia que pasa dificultades económicas y con estas circunstancias aún más.

“Es increíble. Lo único que puedo es tener agradecimiento a Ceuta entera. Es increíble –repite- Nosotros realmente no podíamos esperar tantas muestras de solidaridad. Ella es una niña que se da a querer. Y nosotros no tenemos palabras. Siempre,  por siempre agradeceré a toda Ceuta lo que están haciendo. Hasta que me muera”, añade con la voz entrecortada de emoción. 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad