La Ciudad

RESPONSABLE DE COMUNICACIóN DE CRUZ ROJA

Germinal Castillo: "Hay momentos duros pero nunca he pensado en tirar la toalla"

germinal castillo (2) (Custom)
photo_camera El responsable de comunicación de Cruz Roja, Germinal Castillo /REDACCIÓN

Más de 30 años al frente de una institución que le da fuerzas para seguir adelante día a día. Son muchas las experiencias que ha vivido, desgraciadamente no todas gratificantes, pero en ningún momento ha pensado en tirar la toalla. "El mejor momento de Cruz Roja llegará cuando tengamos que cerrar las puertas porque no seamos necesarios".

Germinal Castillo es un hombre entregado en cuerpo y alma a la causa humanitaria. Empezó su labor muy joven en las playas de Torremolinos y la continuó en Ceuta. En estos momentos es responsable de comunicación de la institución a nivel local, y miembro de la Unidad de Comunicación y Emergencia (UCE) a nivel nacional.  Han sido muchas las experiencias que ha vivido a lo largo de su vida pero sin duda la que jamás podrá olvidar es el terremoto de Haití. Durante un mes estuvo prestando colaboración a los damnificados. "Fue una experiencia dura pero puedo decir que me traje de allí una lección brutal de vida, sonrisas y solidaridad". Germinal Castillo considera que los voluntarios están hechos de otra pasta, aún así cree que todas las personas en el fondo somos solidarios. "El sentimiento de humanidad está en el ADN de la persona". El responsable de comunicación de Cruz Roja asegura que hay días que son muy complicados pero nunca se le ha pasado por la cabeza tirar la toalla. "He pensado en comprar más toallas nunca en tirarlas, es más, tengo un almacén lleno de ellas"

Cruz Roja es una institución muy volcada con el tema de la inmigración. La labor que desempeñan los voluntarios no se limita a recogerlos del mar o atenderlos en tierra. El trabajo va más allá. Según Germinal Castillo cuando detectan a un inmigrante siempre hay una voz superior que avisa a Cruz Roja, Salvamento Marítimo, Guardia Civil, Policía, 061 o Delegación del Gobierno. En cuanto llegan los voluntarios tratan de paliar las primeras necesidades del inmigrante, a continuación pasan al CETI donde son tratados por los miembros de la institución que allí trabajan. Posteriormente los inmigrantes pasan a la Península donde el personal de Cruz Roja trata de que se integren a la vida normal. 

Germinal Castillo es una persona muy volcada con el tema migratorio, desde su punto de vista, es necesario tender a recuperar la cooperación internacional. "Es fundamental para evitar esa sangría de criaturas que salen de su casa". El responsable de Cruz Roja lanza una pregunta, "¿Tú dejarías mañana tu tierra, tu familia, todo, para ir a miles de kilómetros de distancia en busca de algo nuevo?". La respuesta de Castillo es un rotundo no, asegura que esas personas deben estar muy necesitadas para hacerlo. 

En estos momentos Cruz Roja Ceuta cuenta con más de 1.000 voluntarios y atiende a 1.300 familias necesitadas. "El mejor momento de Cruz Roja llegará cuando tengamos que cerrar las puertas porque no seamos necesarios". Para Germinal Castillo ese día tardará en llegar. 

 

Comentarios