La Ciudad

Encomienda por 143.560,85 euros

El Gobierno sigue adelante y Tragsatec ya asiste en el proyecto de reforma de la Gran Vía

Gran Via Plaza de Africa (1)
photo_camera Avenida Alcalde Sánchez Prados (Gran Vía) / ARCHIVO

La filial de Tragsa ha recibido el encargo, durante los próximos ocho meses, de consultoría y asistencia técnica para la redacción del proyecto. 

Aún no hay un proyecto concreto, pero para su elaboración el Gobierno ya lleva invertidos 177.954 euros. El último de los gastos, relacionado con la reforma de la Avenida Alcalde Sánchez Prados (Gran Vía), Plaza Vírgen de África, calle Jáudenes y aledaños, ha sido el encargo a la filial de Tragsa, Tragsatec, de la consultoría y asistencia técnica para la redacción del proyecto integral de remodelación.

La encomienda se ha realizado el pasado mes de mayo por 143.560,85 euros y tiene un plazo de ejecución de 8 meses, por lo que a finales de este año 2017, o principios de 2018, Tragsatec estaría entregando el encargo al Gobierno.

El resto de adjudicaciones en relación a la reforma se han llevado a cabo a través de Procesa que, aunque en un principio licitó tres contratos, declaró desierto, el pasado 18 de mayo, el contrato para el estudio de la jardinería al no haberse presentado ninguna oferta al referido procedimiento.

 

Invertidos 177.954 euros

Sí se han adjudicado los otros dos contratos cuyo importe, junto con el de la reciente encomienda a Tragsatec, suma un total de 177.954 euros invertidos.

Uno de los contratos licitados por Procesa se ha adjudicado por 16.348,36 euros. Se trata de hacer los cálculos estructurales necesarios para la redacción del proyecto, y un segundo contrato fue adjudicado por 18.045,39 euros, para estudiar las instalaciones diseñadas. Ambos fueron adjudicados a la empresa sevillana Cue Gestión de Proyectos y su plazo de ejecución se encuentra vencido. Según el pliego de estos proyectos han salido a la luz algunas de las pretensiones del Gobierno en relación a la reforma.

 

Fuentes, jardín vertical, cambios de rasantes y marquesinas

Se contemplan 10 fuentes ornamentales, seis de ellas a lo largo de la Avenida mientras que cuatro se ubicarán en cada una de las esquinas de Plaza Vírgen de África. Para tal fín, se pretende modificar estructuralmente la salida de vehículos de esta plaza. Además, también se quieren instalar unas nuevas marquesinas para los tres accesos peatonales al aparcamiento y eliminar el escenario ubicado en la Gran Vía.

Por otra parte, se quiere llevar a cabo un nuevo cerramiento para el convento de los trinitarios, un pórtico con altura similar al existente en toda la avenida, y modificar las rasantes de Gran Vía realizando rellenos sobre la cubierta del aparcamiento.

En la esquina de la calle Victori Goñalons con la Avenida Sánchez Prados se pretende diseñar una estructura, con carácter provisional, de 33 metros horizontales y siete de altura, para dar soporte a un jardín vertical. El estudio contempla que sea de fácil desmontaje “en caso de edificar en el lugar previsto”.

Además, está prevista la instalación de farolas ornamentales y la reubicación de la escultura del Alcalde Sánchez Prados.

Todo esto ha sido presupuestado en 8 millones de euros, una inversión que a juicio del Gobierno tendrá “un notable impacto en el comercio”.

Comentarios