La Ciudad

zona de botellón y de juegos infantiles

Mala planificación y pistas que desaparecen, quejas de los usuarios del parque Juan Carlos I

DSC_0350
photo_camera Las pistas de fútbol no están separadas por una valla de la zona infantil / ANTONIO SEMPERE

La explanada de La Marina recibe cada tarde y fines de semana a cientos de niños y jóvenes. Pero muchas veces el parque no presenta el estado que debería. Pistas que se desmontan para albergar exposiciones, columpios que después de feria no se vuelven a instalar y vallas inservibles son las principales quejas de los usuarios.

Los usuarios del parque urbano Juan Carlos I dan un aprobado raspado al estado en el que se encuentra una de las zonas más concurridas de la ciudad. Las tardes y los fines de semana las instalaciones del parque, tanto los columpios como las pistas, se llena de niños y jóvenes. Precisamente los sábados y domingos el principal problema son los restos del botellón. Uno de los padres ha comentado a Ceuta Actualidad que “a pesar de que se limpia la zona antes de que lleguen los niños, el otro día mi hijo encontró un cristal en el suelo. Menos mal que me di cuenta a tiempo”. Otra de las consecuencias de la diversión nocturna son los desperfectos después de una noche de alcohol como papeleras rotas.

DSC_0377Los padres también echan en falta un mayor mantenimiento de la zona de los columpios. El suelo de caucho está en mal estado “sobre todo en los bordes. Antes había unas cuestecitas para facilitar la subida a los más pequeños pero han desaparecido”. Los padres también echan en falta que “alguien del ayuntamiento se encargue de pasarse de vez en cuando por el parque para ver cómo está. Hubo un tobogán que estuvo dos meses roto”, comenta una madre de una niña de 3 años, quien además demanda columpios para los más pequeños. Al parecer antes de feria había unos columpios especiales para niños de hasta 2 años pero “no sabemos qué pasó para que cuando lo han vuelto a montar después de feria, esos columpios han desaparecido”. Otro padre se queja de que cada vez que se desmonta y monta el parque “se reduce en espacio y aparatos”.

 

Una valla inservible

DSC_0363En hora punta, este parque urbano es utilizado por niños y jóvenes de todas las edades que comparten un espacio común pero no con todas las garantías de seguridad. Un padre comenta que la valla que separa el parque infantil de la zona de skate no tiene ningún sentido en tanto en cuanto “la pista de skate está vallado en todo su perímetro”. La ubicación perfecta para esta valla de colores estaría entre el parque infantil y las pistas de fútbol, anexas “ya que muchas veces se han dado balonazos a los pequeños. Lo ideal sería que esa valla protegiera un poco a los niños”.

Ceuta Actualidad hace meses se hizo eco de una denuncia sobre el mal estado de la fuente de agua potable del parque, que no funcionaba y tenía un agujero enorme. Pues bien, ahora la fuente ha desaparecido. “Ahora los niños no tienen donde beber agua después de jugar o hacer deporte”, afea otro usuario del parque.

 

Parque polifuncional

El parque urbano es una zona polivalente. En agosto se desmonta para poder dar cabida a la feria de la ciudad. Cuando hay una exposición que por sus dimensiones necesita un espacio más amplio se opta también por este parque. Precisamente la instalación de la última exposición de La Caixa ha provocado la retirada de la pista de hockey y que ha provocado el malestar de los aficionados a este deporte, quienes se preguntan por qué no se ha desmontado alguna de las muchas pistas de fútbol que hay en el parque y no la única de hockey.

 

Comentarios