La Ciudad

concentración por los apedreamientos

"Hasta que no maten a un bombero no van a tomar medidas"

Bomberos
photo_camera Los bomberos concentrados a las puertas del Parque (C.A.)

Este martes buena parte de la plantilla de bomberos se ha concentrado a las puertas del Parque para mostrar su malestar por los últimos apedreamientos sufridos en El Príncipe. Los afectados exigen que se tomen medidas. 

Este martes buena parte de la plantilla de bomberos se ha concentrado a las puertas del Parque para mostrar su malestar por los últimos apedreamientos sufridos cuando acudían a sofocar un incendio en la barriada de El Príncipe.

Los miembros del Servicio de Extinción de Incendios exigen mayor seguridad y que se tomen medidas para que puedan desempeñar bien su trabajo, sin que sus vidas corran peligro.

Actualmente, existe un protocolo de actuación por el que los bomberos acuden a esta barriada escoltados por agentes de la Policía Nacional para evitar ser agredidos. Sin embargo, uno de los bomberos concentrados ha asegurado que "esto no es suficiente, las autoridades deben tomar otras medidas". Y es que el miembro del SEIS es de la opinión de que ahora queman contenedores y chatarra pero ¿qué pasará cuando lo que salga ardiendo sea una vivienda?. 

El que fuera representante de los Bomberos por UGT, José Mata, ha ejercido de portavoz de los afectados manifestando que "los compañeros están indignados, ven como pasa el tiempo y se repiten los mismos hechos mientras que las autoridades no hacen nada".

Mata no entiende por qué no se producen detenciones y ha lanzado una pregunta al presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y al delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull: "¿Hasta cuándo van a esperar ustedes?". El sindicalista lamenta que cuando se produzca la muerte de un bombero será cuando tomen todas las medidas y detengan a los culpables.

A la pregunta de si van a seguir subiendo a la barriada para realizar servicios, Mata personalmente prefiere que le quiten parte del sueldo antes de que le maten, pero considera que "en este Parque hay un alto grado de responsabilidad y aunque sigan los apedreamientos no se van a negar a subir".

El responsable de CCOO ha aprovechado la concentración para hacer un llamamiento a la ciudadanía y que colaboren en la identificación de los que apedrean.

 

Modus operandi

Los bomberos llevan sufriendo apedreamientos desde hace mucho tiempo sin que se tomen medidas drásticas. El último ataque se produjo la madrugada del domingo cuando los miembros del SEIS acudieron a sofocar un incendio en unos contenedores de Arcos Quebrados. Incendios todos provocados con los que pretenden realizar una emboscada a los bomberos y conseguir que no realicen su trabajo en esa zona de la ciudad.

Los propios afectados reconocen que antes las piedras las tiraban menores, ahora son adolescentes, mayores de edad, que van encapuchados y que saben perfectamente en qué lugar colocarse para atacar. 

Hace tiempo se estableció un protocolo por el cual los bomberos siempre deberán ir acompañados de la Policía Nacional para actuar en la barriada de El Príncipe. Durante unos meses la situación pareció calmarse pero ahora ha vuelto a resurgir y con fuerza. Los bomberos consideran que el acompañamiento de los agentes no es suficiente y esperan que las autoridades actúen. 

Comentarios