Nuevo contrato de seguridad privada de la Ciudad

Unos mil porteadores han pasado la noche en los polígonos del Tarajal

Sindicatos policiales coinciden en señalar necesaria la contratación de seguridad privada por los concesionarios.

Custom 1
photo_camera Este miércoles es el último día para presentar ofertas al nuevo contrato de Seguridad Privada / ARCHIVO

El secretario general del SUP en Ceuta, Jesús González Miaja, en declaraciones a Ceuta Actualidad sobre la situación actual del Paso del Tarajal II, ha incidido en que “es necesario que los propietarios de las naves del polígono privado de concesión municipal sean los que se encarguen de la ordenación dentro de su recinto mediante la contratación de Seguridad Privada, al igual que hacen grandes superficies como el Corte Inglés” ha explicado González Miaja. Una medida, la de la seguridad privada, que los concesionarios no acaban de poner en práctica mientras que la Ciudad cierra este miércoles 22 el plazo para la presentación de nuevas ofertas a la licitación del “Servicio de Vigilancia, control de mercancías y asistencia al personal de Servicios Tributarios, en las nuevas instalaciones del Organismo en los aledaños de la frontera Tarajal”.

La nueva licitación de Servicio de Vigilancia tiene un importe de 17.985 

Es la segunda licitación de este servicio que viene desarrollando PROSEGUR como primera adjudicataria de este contrato de 1.000 horas por un importe cercano a los 15.000 euros.Custom 2

Ahora, los buenos resultados de la apuesta por la seguridad privada han llevado a la Ciudad a determinar necesario continuar con otras 1.000 horas de este servicio. El nuevo contrato tiene un importe de 17.985 y especifica que la adjudicataria deberá adscribir al servicio tantos vigilantes como reclame el OAST y, además, que éstos deberán hablar árabe.

En las nuevas instalaciones del OAST en el Tarajal aún no hay nadie trabajando

Mientras se licita el nuevo contrato para asistir al personal del organismo de tributos, desde el sector local y autonómico de UGT, José Miguel Antúnez, ha recordado a Ceuta Actualidad que “en las nuevas instalaciones del OAST en el Tarajal aún no hay nadie trabajando, todavía estamos a la expectativa de que nos expliquen las condiciones económicas, laborales y de seguridad que va a tener allí el personal”. Según Antúnez, "no se puede mandar allí a nadie sin que se lleven a cabo concursos de traslado y los interesados deberán presentar sus méritos por lo que calculo que como mínimo estaríamos hablando de un mes”, ha explicado.

Está claro que no es un problema policial, es un problema político

Mientras tanto, sale un segundo contrato en apoyo a modo de seguridad privada a unas oficinas en las que todavía no hay nadie trabajando. Y es que en el Tarajal II todo se va adaptando poco a poco según indican fuentes de ambas administraciones. En medio de las decisiones y problemas políticos se ven los cuerpos de policía. “Esto está claro que no es un problema policial, es un problema político. Las víctimas son los porteadores y las policías locales y del Estado”, ha asegurado Juan Francisco Vega, responsable del sindicato de Policía Local de UGT. Vega ha explicado a Ceuta Actualidad cómo alrededor de 1.000 porteadores han amanecido esta mañana en el recinto de los polígonos del Tarajal después de haber pasado allí la noche: “es un recinto privado y tiene un cerramiento que podría ser vigilado mediante seguridad y ahora lo que hay son unos guardas y está claro que no hacen frente a este problema”, ha afirmado Vega quién ha explicado que “ha habido muchas dificultades para poder ordenar a todas estas personas ya desde primera hora de la mañana”. Según Vega, desde la Policía Local “se cumplen las funciones que marca la ley al cien por cien, lo que pasa que cada vez hay más efecto llamada”. Un efecto llamada en aumento que no se consigue controlar al otro lado del Tarajal II dónde la directriz apunta a que no se sobrepase la cifra de 4.000 porteadores diarios.

Sobre las funciones de cada Cuerpo, en este momento tanto desde la local, como también por parte de la nacional, se asegura que todos las cumplen a rajatabla. “nuestra función allí en el control de acceso es meramente documental y las cumplimos a duras penas para ver 5.000 pasaportes diarios a la intemperie”, asegura González Miaja.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad