La Ciudad

Escudo de Oro de la Ciudad

Reconocimiento a la empatía, un valor en el Ejército

Antonio Muñoz León, condecorado con el Escudo de Oro de la Ciudad.
photo_camera Antonio Muñoz León, condecorado con el Escudo de Oro de la Ciudad.

El cabo Muñoz León recibirá el Escudo de Oro de la Ciudad por auxiliar a un niño. Una acción que volvería a repetir y de la que su mujer, Elena, y su hijo, Pedro, están muy orgullosos.

Con más de 20 años en el Ejército, el cabo Antonio Muñoz León tiene experiencias de vida para escribir un libro, pero el destino ha querido que, una acción solidaria y humanitaria fuera del ámbito de su profesión (además de ser su vocación y su pasión), sea la que le haga entrar en la historia viva de la ciudad de Ceuta.

Muñoz León recibirá el Escudo de Oro de la Ciudad, una distinción que valora a ceutíes comprometidos con hechos relevantes. Unos hechos que se remontan al pasado mes de noviembre. Antonio paseaba con su hijo Pedro cuando escuchó la voz de una madre pidiendo auxilio. Antonio se topó con una escena dramática. “Había un niño con un dedito totalmente seccionado, en los brazos de su madre en un portón”. Ante esta situación, el cabo Muñoz decidió actuar mientras acudían al lugar los servicios de emergencia sanitaria .

El cabo de la USBA, condecorado con el escudo de oro de la ciudad. 
El cabo de la USBA, condecorado con el escudo de oro de la ciudad. 

Antonio Muñoz tomó una decisión que podría haberle acarreado consecuencias adversas de no haber resuelto la urgencia de forma satisfactoria, pero sus conocimientos le ayudaron a subsanar la incidencia de la mejor forma posible. “Fue crucial toda la formación militar que tengo, que va desde los primeros auxilios a socorrista acuático, pasando por camillero. Todos los cursos que nos imparten nuestros mandos, me han servido para mucho. Actuaciones de esta envergadura requiere unos conocimientos, al menos en primeros auxilios”.

WhatsApp Image 2022-05-12 at 7.21.10 PM
El cabo Muñoz junto a su hijo Pedro, que ya sueña con ser militar como su padre.

Pero esta actuación sobre el menor, en la que se evitó que el niño perdiera el dedo, no fue la primera en la que intervino el cabo de la USBA, una unidad poco conocida pero de especial relevancia ya que "asiste al resto de unidades y de la que estoy muy orgulloso de pertenecer" destaca Antonio Muñoz. Anteriormente ya atendió a un ciudadano que, en plena calle, sufrió un ataque epiléptico, al que estabilizó mientras se personaban los servicios de emergencias.

Unas actuaciones en las que Antonio, asegura, "volvería a intervenir con o sin reconocimiento", porque “como reza nuestro lema ‘os lo merecéis todo, no esperéis nada’. Nosotros estamos para servir a la ciudadanía. El personal militar va a estar siempre para dar una respuesta al ciudadano”.

WhatsApp Image 2022-05-12 at 12.18.47 PM
El cabo Muñoz participó en dos misiones internacionales, SPAGT  y Libre Hidalgo Líbano.

Pero en esta ocasión, la actuación desinteresada del cabo Muñoz no pasó desapercibida y tendrá su reconocimiento, por parte de la Ciudad, en forma de Escudo de Oro. Un hecho que llena de orgullo a este militar pero a quien más satisface es a su hijo Pedro, de tan sólo cinco años. “Está contentísimo y tiene muchísimas ganas” y no deja de preguntar cuándo le van a hacer entrega del Escudo de Oro de la Ciudad. “Él está con muchas ganas de que llegue el día que para nosotros será un acto muy emotivo”. Un “nosotros” que lleva implícito el nombre de su mujer, Elena, a quien dedica unas palabras muy emotivas. “La mujer de uno es el timón. Si uno tiene una buena mujer al lado, lo tiene todo en la vida y yo la tengo”.

WhatsApp Image 2022-05-12 at 7.29.08 PM
Elena, la mujer de Antonio Muñoz y "su timón".

El cabo de la USBA, Antonio Jesús Muñoz León, militar Profesional de Infantería perteneciente al Ejército de Tierra, ingresó en el Ejército a finales del año 2000. Durante 20 años desarrolló su carrera profesional en el Tercio Duque de Alba 2º de la Legión. En la actualidad está destinado en la USBA Teniente Ruíz. Constan en su haber dos misiones internacionales, Misión SPAGT en el año 2005 y Libre Hidalgo Líbano en 2012. Unas misiones de las que que guarda buenos y malos momentos, pero que asegura que le han enriquecido y que "hay que vivir".

Entre sus condecoraciones destaca el distintivo de permanencia en la Fuerza Legión, Mérito en Operaciones de Mantenimiento de Paz, Mención Honorífica, Cruz de Bronce de Constancia en el Servicio, Medalla de las Naciones Unidas FINUL-Líbano, y por último Medalla Servicio Política Europea de Seguridad y Defensa. Un militar que lleva a gala serlo y que en otra vida volvería a repetir esta profesión. Una pasión que ha transmitido a su hijo Pedro que "ya es militar" sentencia el cabo de la USBA Antonio Muñoz León.

Comentarios