La Ciudad

El Bocce publica este martes el decreto del consejero de Sanidad

Suspendidos todos los actos en la calle con motivo de la Virgen del Carmen

Procesión de la Virgen del Carmen (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraProcesión de la Virgen del Carmen (C.A./ARCHIVO)
Según un informe, la procesión conlleva aglomeraciones y un importante riesgo de salud pública. 

Un decreto firmado por el consejero de Sanidad viene a anular todas las actividades programadas con motivo de la Virgen del Carmen, el próximo 16 de julio.

Según el decreto publicado este martes en el Bocce, los actos conmemorativos, que se encuentran muy arraigados socialmente entre la población, al ser la patrona de los marineros, con los que la Ciudad se encuentra muy identificada, no se van a celebrar. 

La justificación es la situación sanitaria y social marcada por la "crisis internacional que nos afecta, debida a la Pandemia de covid-19. Gracias a las medidas sanitarias adoptadas y al comportamiento responsable de nuestros ciudadanos, hemos conseguido a día de hoy la contención de la incidencia de la enfermedad en Ceuta; no obstante, estamos obligados a prevenir la aparición de nuevos brotes epidemiológicos, que comprometieran la salud de las personas, lo que hace necesario, mientras no sea declarada oficialmente la finalización de la situación de crisis sanitaria, la adopción de medidas preventivas para tutelar la Salud Pública".

Consta en el expediente un informe del Jefe del Servicio de Prevención y Promoción de la Salud, rubricado el 5 de julio de 2020, donde expone que "la celebración de los actos programados para la Festividad del Día de la Virgen del Carmen, que incluyen procesionar por la Ciudad, se deben suspender dado que su realización conllevan un riesgo para la Salud Pública, al facilitar aglomeraciones de personas tanto en el desfile procesional por las calles de Ceuta, como en el recorrido por la Playa de la Ribera donde se realiza la tradicional bendición de las aguas de la Ciudad, la Oración por los difuntos y el canto de la Salve Marinera, lugar donde los ciudadanos esperan con paciencia la llegada del cortejo, presentando de nuevo un alto riesgo de aglomeración para presenciarlo. Estas situaciones provocarían una gran dificultad para el control del cumplimiento de las medidas necesarias para la protección de la salud pública, como son el mantenimiento de la distancia física de seguridad, higiene de manos y demás medidas preventivas recomendadas por las autoridades sanitarias.

No obstante, señala el informe "los actos de Culto en Honor de la Virgen del Carmen que se celebren en su Capilla o en la Iglesia de África, no representarían un riesgo para la Salud Pública, siempre y cuando se cumplan con las recomendaciones sanitarias publicadas, tanto en el aforo permitido en el lugar de culto como con la distancia de seguridad y las medidas de higiene de manos y de higiene respiratoria”.



 

Comentarios