La Ciudad

Turismo tira de una campaña de urgencia para bonificar el transporte marítimo a no residentes en Navidad

barcos en el puerto navieras frs baleària acciona
photo_camera La navieras consideran que el contrato para un año licitado por la Ciudad no les resulta rentable. (ARCHIVO)

Ninguna de las tres navieras ha concurrido a la convocatoria que lanzó el 21 de septiembre para sufragar el 50% del coste del barco a los no residentes, cuyo plazo finaliza este lunes.

El consejero de Fomento y Turismo, Alejandro Ramírez, ha descartado que cualquiera de las tres navieras que operan en Ceuta- Balearia, FRS y Acciona-Trasmediterránea- vayan a concurrir a la convocatoria que lanzó su Consejería el 21 de septiembre para sufragar el 50% del coste del barco a los no residentes. “No somos muy positivos. Hoy es el último día y, a no ser que alguna nos sorprenda, el concurso quedará desierto”, reconocía Ramírez ante los medios, que a su vez adelantaba que se va a implementar un plan de contingencia de cara al periodo navideño.

Se trata de una campaña “de urgencia” con la que se persigue que el billete para no residentes en Ceuta no supere los 16 euros. Para ello, matizaba Ramírez, que se va a abogar por un contrato “parecido” al que se ha lanzado en otras épocas, como Semana Santa. “Lo sacaremos al máximo precio y lo ganará la compañía que mejor oferta presente”, adelantaba el consejero. “El objetivo es que no nos quedemos sin bonificación en ninguno de los periodos de vacaciones”.

El concurso fallido ofertado por la Ciudad contemplaba que la subvención máxima que abonaría la administración se elevaría a la mitad del precio del billete (excluidas las tasas aplicables) siempre y cuando este no supere los 32 euros, en el margen en el que se mueven actualmente las tarifas de las tres compañías por un pasaje simple. Asimismo, las bases del programa exigían a las navieras que se sumasen mantener al menos un trayecto Algeciras-Ceuta entre las 8.00 y las 11.00 horas y otro entre las 11.00 y las 15.00, así como un en sentido inverso entre las 17.00 y las 20.00 y otro entre las 20.00 y medianoche.

Un pliego de condiciones que, a entender de las compañías, no les resulta rentable. “Tras los diferentes encuentros que hemos mantenido nos han trasladado que, después de un periodo complicado sin rotaciones por la pandemia ni OPE, no pueden asumir un riesgo durante un año. Además, de que la parte financiera no les compensa”.

Ante ello, la Consejería que encabeza Ramírez se encuentra en la encrucijada de modificar las bases del pliego. “Estudiaremos los cambios para que la próxima convocatoria esté en vigor para 2022”.

Comentarios