También solicitan la consideración de agentes de la autoridad

Funcionarios de prisiones piden medios materiales y humanos contra las agresiones

Un interno muy peligroso hirió en el cuello con un cristal a un jefe de Servicios en el Centro Penitenciario de Cuenca. 
Concentración en la prisión de Ceuta (C.A.)
photo_camera Concentración en la prisión de Ceuta (C.A.)

Funcionarios de prisiones se han concentrado este mediodía, entre 11.30 y 12.00 horas como medida de protesta por la agresión a un compañero en Cuenca, el jefe de Servicios del centro penitenciario, que fue herido en el cuello con un cristal por un interno. La concentración ha sido convocada por los sindicatos ACAIP-UGT y CSIF. Han pedido más respeto por parte de las Administraciones a los trabajadores. 

El interno ha sido protagonista de varios hechos violentos en prisión, uno de ellos en Villena en la que tuvo que ser reducido por tres funcionarios y que, a pesar de la actitud agresiva del reo, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha abierto una investigación, llegándose a filtrar a distintos medios imágenes de esta intervención.

Este reo había estado alterado, llegando a romper todos los cristales de su celda. Al relevo de funcionarios, se atrincheró en el baño, por lo que tuvo que acudir el jefe de servicios acompañado de tres funcionarios, durante la intervención, el recluso saltó desde el aseo por encima de los funcionarios con un cristal en la mano para atacar al jefe de servicios, llegando a cortarle en el cuello, a pocos milímetros de la yugular, provocándole una herida muy sangrante, que fe valorada en un primer momento por la enfermera de guardia pero, ante la gravedad, fue trasladado al hospital Recoletas de Cuenca, siendo derivado posteriormente al Hospital General para que fuera atendido por un cirujano por lo delicado de la herida. En estos momentos se encuentra estable y en su domicilio.

El interno ingresó en la prisión conquense el pasado día 22 acusado de un delito de agresión sexual en Tarancón, hecho que había cometido pocos días después de haber salido en libertad vigilada y haberse desprendido de la pulsera telemática que se le había instalado para su control. Al ingreso, se le advirtió a la dirección del centro de la peligrosidad del recluso sin que se tomaran medidas adicionales ni se realizara una conducción especial y directa de manera urgente a una prisión más acorde al perfil del mismo. 

Mohamed Haidor, representante de ACAIP-UGT, ha explicado que muestran así "la condena más enérgica a la grave agresión de un compañero en Cuenca, que casi le cuesta la vida". 

Aparte, ha recordado que "llevamos en conflicto colectivo desde 2017 y hemos tenido dos huelgas generales en el sector de prisiones, pero la Administración sigue ninguneando a los empleados públicos penitenciarios". Lo que solicitan los funcionarios son medios materiales y humanos para acabar, entre otras cosas, con las agresiones a trabajadores. "En el ámbito de prisiones se produce una agresión grave al día contra un empleado público. Queremos la consideración de agente de la autoridad y formación continua para afrontar las situaciones". 

Esta prisión -dice Haidor- es la inversión más grande jamás hecha por el Estado en Ceuta y "está operativa únicamente al 25% de su capacidad. No están abiertos los talleres productivos ni muchos módulos. Es imposible la clasificación interior". 

Opina que la Administración "no puede ser por más tiempo cómplice de la situación de las prisiones españolas y de lo que en ellas ocurre. Lo que tiene que hacer es sentarse a negociar con los sindicatos representativos y que saque adelante sin falsas promesas la Ley Pública de Función Pública Penitenciaria". 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad