Miércoles. 13.12.2017 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

TRAS LA RENUNCIA DE MADINA

Continúa la fuga de "susanistas" del Congreso de los Diputados

El diputado socialista Antonio Trevín (C.A.)
El diputado socialista Antonio Trevín (C.A.)

Antonio Trevín, socialista asturiano, es el segundo diputado crítico con Pedro Sánchez que ha anunciado que abandona su escaño. Reconoce la legitimidad del cambio de rumbo de su partido, pero no lo comparte y abandona el grupo parlamentario por ser “lo más honesto”. 

Continúa la fuga de "susanistas" del Congreso de los Diputados

Estrella Digital/Paula Pérez Cava

Hace un par de semanas, Eduardo Madina. Este martes, ha sido el diputado socialista por Asturias, Antonio Trevín, ha anunciado que se marcha del Congreso de los Diputados. “La nueva dirección federal del PSOE ha modificado la estrategia parlamentaria”, un nuevo rumbo al que le reconoce “legitimidad” pero no comparte, según un comunicado que ha difundido el aún diputado. “Lo más honesto, a mi juicio, es dar un paso atrás”, continúa el escrito, en el que asegura que ha comunicado al secretario general del Grupo Parlamentario, Rafael Simancas, su intención de dejar su acta de diputado en el mes de septiembre.

Trevín fue un activo defensor de la candidatura de Susana Díaz y partidario de Javier Fernández, presidente de Asturias y máximo responsable de presidente de la Gestora entre las dos secretarías generales de Sánchez. Hace apenas unas semanas, en mitad de la reorganización del nuevo PSOE en las Cámaras, el parlamentario fue relegado como portavoz de la Comisión de Interior y enviado a la última fila del Congreso, el ‘gallinero’, donde el nuevo PSOE ha arrinconado a los diputados más críticos con la nueva dirección -sobre todo, andaluces-.

Además, la escasa sintonía con la ‘número dos’ de Ferraz, Adriana Lastra, ha podido ser un factor en la decisión de Trevín de abandonar la Cámara Baja. Los roces con la también socialista asturiana, que también es portavoz adjunta en el Grupo Parlamentario Socialista, trascienden a las tensiones de la federación de la que provienen, donde tienen posturas enfrentadas. Durante el mandato de la Gestora, Lastra fue destituida de la Diputación Permanente y fue Trevín quien ocupó su puesto.

Una de las críticas que hace al partido es que "está desapareciendo la fraternidad entre los militantes, que era una de las señas de identidad del socialismo, donde cada vez tiene más presencia la confrontación", ha dicho en una rueda de prensa en la que ha leído un comunicado. Ha asegurado, además, que ni quiere convertirse en "una molestia para el partido". 

El diputado asturiano llegó al Congreso de los Diputados en el año 2011, tras dejar su puesto de delegado del Gobierno en Asturias tras la victoria del PP en las elecciones. Pero su carrera en la política asturiana fue mucho más dilatada. Fue presidente del Principado de Asturias desde 1993 hasta 1995 y alcalde de la localidad de Llanes de 1987 a 1993 y de 1999 a 2004. Además, desde 1991 a 1999 fue diputado en la Junta General del Principado de Asturias.

Trevín ha asegurado que seguirá trabajando en el partido donde seguirá "defendiendo internamente mis convicciones políticas", ha asegurado. 

 

El segundo en renunciar

Trevín es la segunda víctima de las discrepancias de muchos diputados con la nueva dirección de Ferraz. Hace menos de un mes, Eduardo Madina también anunció que abandonaría su escaño, también a partir del mes de septiembre.

En este caso, Madina, que se enfrentó a Sánchez en unas primarias y se posicionó con Susana Díaz en las últimas elecciones internas, no verbalizó las diferencias con la nueva dirección socialista. Además, deseó “la mejor de las suertes tanto a Pedro Sánchez como al PSOE”.  

Continúa la fuga de "susanistas" del Congreso de los Diputados