Otras noticias

LA NIÑA ERA AUTISTA Y TENÍA 13 AÑOS

El detenido por el asesinato de Laia tenía denuncias por maltrato familiar

El detenido es conducido por un mosso (E.D.)
photo_cameraEl detenido es conducido por un mosso (E.D.)

El detenido es vecino de los abuelos de Laia. Ayer el asesino la encontró cuando bajaba las escaleras y la mató en la casa.

Estrella Digital

El detenido, de 42 años, es un hombre separado, que tiene una hija de la edad de Laia, la víctima. Sobre él pesa un requerimiento judicial por violencia de género con su ex pareja. Es muy conocido en la zona porque es cocinero y ha trabajado en varios hoteles del Garraf. 

Lo detuvieron anoche cuando los propios familiares de la niña encontraban su cadáver ensangrentado en el piso del hombre, debajo de un colchón. Con síntomas de estrangulamiento y apuñalado. Le faltaban varias prendas de ropa y se investiga ahora si sufrió una agresión sexual. Los agentes tuvieron que evitar que lo agredieran cuando lo sacaban del edificio, como muestran las imágenes.

Los investigadores han relatado hoy en rueda de prensa cómo sucedió todo. La pequeña, de 13 años, adoptada y que sufría autismo, pasaba la tarde como siempre con sus abuelos, en su piso de Vilanova i la Geltrú, tras recogerla del colegio. Después, a media tarde, cuando su padre salía de trabajar llamaba y ella salía al portal. Bajaba sola las escaleras. Ahí debió sorprenderla el detenido, que es vecino del primer piso.

Anoche viendo que Laia no bajaba, su padre llamó por teléfono extrañado y le dijeron que había salido hacía rato. Comenzaron entonces a buscarla. La primera idea que tuvieron es que por un despiste la niña hubiera salido a la calle y se hubiera perdido. Cuando descartaron esa opción comenzaron a pensar que estaba en el edificio de los abuelos.

Familia y vecinos empezaron a buscar por escaleras y recovecos. Nada. Entonces fueron llamando puerta por puerta. Hasta que llegaron a la del detenido. Salió tapándose con una toalla y negó que hubiera visto a la niña. Al rato, presa del nerviosismo, los tíos de la niña volvieron a la casa. Los vecinos sospechaban de este hombre. Él ya no quería abrir y su familia la llamaba a gritos desde la puerta: ¡Laia, Laia! Minutos después consiguieron franquearla. Al entrar descubrieron el cadáver de la niña. Estaba bajo un colchón, con signos de violencia por estrangulamiento y de arma blanca. La autopsia tendrá que determinar si sufrió una agresión sexual.

El intendente de los Mossos, Toni Rodríguez, ha explicado hoy que creen que la niña fue asesinada pocos minutos después de desaparecer y que efectivamente tenía heridas de arma blanca. También ha desvelado que el detenido, a pesar de haber descubierto en la casa el cadáver, chillaba "yo no he sido, yo no he sido".

Comentarios