Otras noticias

Marruecos insiste en un régimen de autonomía para el Sáhara

sahara
El ministro de exteriores marroquí durante su reunión con el nuevo enviado de la ONU para este territorio ha zanjado la posición del reino en mitad de la disputa entre Rabat y el Frente Polisario.

Marruecos solo está dispuesto a concederle al Sáhara Occidental el régimen de autonomía e insiste en que forma parte de su territorio. El ministro de exteriores marroquí, Naser Burita, durante su reunión con el nuevo enviado de la ONU para este territorio, Staffan de Mistura, ha zanjado la posición del reino en mitad de la disputa entre Rabat y el Frente Polisario.

A pesar de que Marruecos está dispuesto a "reanudar el proceso político llevado a cabo bajo los auspicios exclusivos de la ONU para lograr una solución política", no consideran la vía del referéndum, establecida por la propia organización internacional y que permitiría a los saharauis decidir sobre su futuro político.

A pesar de las recomendaciones de las Naciones Unidas, durante un discurso, el rey marroquí Mohammed VI abogó por un "arreglo pacífico" del conflicto, al tiempo que afirmaba que la "marroquinidad" del Sáhara nunca estará en la agenda de ninguna negociación.

Así ha comenzado la gira por la región de Staffan, cuya primera parada ha sido en la capital marroquí y que seguirá este fin de semana en los campos de refugiados saharauis de Tinduf, al suroeste de Argelia, donde se reunirá con los líderes del Frente Polisario.

El Frente Polisario rompe el alto el fuego firmado en 1991

Estas reuniones llegan en un momento especialmente delicado tras la ruptura del alto el fuego entre ambos y la escalada de tensión de Marruecos y su vecina Argelia, país donde se ubica el gobierno saharaui.

El Frente Polisario anunció durante 2020 la ruptura del alto el fuego firmado con Rabat en 1991 y, en consecuencia, decretó el estado de guerra en todo el territorio. Respondían de esta manera al ataque perpetrado un día antes por las fuerzas marroquíes en el paso fronterizo de Guerguerat, zona de no intervención según el Acuerdo Militar Número 1, firmado por la ONU y la que no puede haber presencia de hombres armados de Marruecos o del Polisario.

El pasado octubre, el líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Gali, pidió renegociar las condiciones del alto el fuego y se mostró dispuesto a seguir negociando pese a la "guerra" que están librando. Sin embargo, advirtió, el referéndum de autodeterminación aceptado hace 30 años continúa siendo una línea roja para el pueblo saharaui.

Comentarios