Política

El presidente de Castro sugirió que las dos ciudades autónomas deberían promover la reivindicación autonomista

El Gobierno local asegura que no trabaja en la vía de exigir la aplicación de la Transitoria Quinta

Ceuta mantiene contactos con Melilla para evaluar los efectos que sobre sus administraciones tendrá la sentencia del Supremo que concluye la incapacidad de los presidentes de las ciudades autónomas para nombrar miembros de sus gobiernos a personas no electas. 

El Gobierno no valora de momento acometer medidas concretas para reivindicar la conversión de Ceuta en comunidad autónoma.  Así lo ha precisado el portavoz del Gobierno, Alberto Gaitán, tras ser preguntado por unas declaraciones del presidente de Melilla, Eduardo de Castro, en las que aseguraba haber hablado con autoridades municipales ceutíes sobre la necesidad de avanzar en la aplicación de la Transitoria Quinta de la Constitución.

Gaitán ha asegurado que, actualmente, el Gobierno ceutí se ha ceñido a reorganizar su estructura para, al igual que hizo Melilla, acatar la sentencia del Tribunal Supremo que niega la capacidad de la Ciudad para nombrar consejeros y viceconsejeros a personas no electas.

De Castro aseguró el pasado viernes haber hablado con responsables ceutíes para sondear la posibilidad de promover la reivindicación autonomista. “En esa línea no se está trabajando ahora”, ha subrayado Gaitán.

En todo caso, el portavoz del Gobierno ceutí ha explicado que los contactos con Melilla se mantienen vivos en torno a las consecuencias que para las administraciones de las dos ciudades tendrá la sentencia del Supremo.

Comentarios