Política

Complementaria del IMV y otras prestaciones

Caballas pedirá en el pleno que Ceuta cuente con una Red de Protección Social

Mohamed Ali, portavoz de Caballas (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Mohamed Ali, portavoz de Caballas (C.A./ARCHIVO)

Creen que se debe hacer un esfuerzo por diagnosticar correctamente las necesidades y elegir los instrumentos para tejer una red de protección social moderna. 

Caballas presentará al próximo pleno ordinario una iniciativa en la que propondrá la creación de una Comisión, integrada por los partidos políticos de la Asamblea, los agentes y entidades sociales, y el asesoramiento técnico pertinente para que, en el periodo máximo de tres meses, elabore una propuesta de “Red de Protección Social de Ceuta” en la que se establezcan las medidas y programas, complementarias al IMV y a otras prestaciones de ámbito nacional, para garantizar la igualdad de oportunidades de todas las familias ceutíes.

Este grupo político considera que la implantación del Ingreso Mínimo Vital supone un paso "de incuestionable trascendencia en la consolidación del Estado del Bienestar, la garantía de que todos los ciudadanos dispongan de unos ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas y vivir dignamente, una conquista social de enorme valor, a pesar de las reticencias y críticas de algunos sectores y partidos que, anclados en ideologías exterminadoras, se siguen resistiendo a aceptar la solidaridad como principio inspirador de la democracia". 

Añade Caballas que esta iniciativa, por su carácter universal, se va a convertir en la piedra angular del sistema de protección social en el conjunto del país y que esto conlleva la obligación de redefinir la política de Servicios Sociales en cada comunidad. "Ceuta ni puede ni debe ser una excepción en este sentido", explican.

La implantación del IMV "no puede ser interpretada, como ha hecho el Gobierno de la Ciudad (del PP y Vox) hasta el momento, como una exoneración de su obligación intrínseca de atender a las familias más vulnerables y procurar paliar sus carencias. No se puede concebir como un “alivio” económico (un ahorro) o una “liberación” de responsabilidades (entendiendo que la “gestión de la pobreza” pasa a ser competencia del Gobierno de la Nación), afirma el partido de Mohamed Ali. 

Para Caballas este avance debe servir como estímulo para profundizar y extender la protección social desde una obligación y responsabilidad compartidas: "No debemos olvidar, nunca, que Ceuta sigue presentando unos índices de pobreza y marginalidad escandalosos. Encabezamos, de manera vergonzosa y vergonzante, todas las clasificaciones negativas de nuestro país. También es necesario recordar que la vulnerabilidad social es un fenómeno complejo y pluridimensional que afecta de manera muy diversa".

La implantación del IMV la interpreta como una oportunidad para que la Ciudad redefina su cartera de servicios sociales en este nuevo escenario. Creen que se debe hacer un esfuerzo por diagnosticar correctamente las necesidades y elegir los instrumentos más adecuados para tejer una red de protección social moderna que contribuya al bienestar de todos los ceutíes.