Política

“Trabajar por los ceutíes”, la respuesta de Juan Gutiérrez a las provocaciones de VOX

Juan Gutiérrez, grupo socialista, discutiendo con Verdejo
photo_camera Juan Gutiérrez, durante una de las sesiones plenarias, rebatiendo a Verdejo.

El líder de los socialista ceutíes no va a “meterse en el barro” para rebatir las constantes descalificaciones de Juan Sergio Redondo

Ya lo dijo Schopenhauer que “cuando las artes de la argumentación fracasan, el último recurso son los insultos y las ofensas” y si no se quiere tener en cuenta la opinión de un filósofo alemán, se puede argumentar con una reflexión de Garcilaso de la Vega: “Quien insulta pone de manifiesto que carece de argumentos”. Algo que comparte Juan Gutiérrez que, como respuesta al último descalificativo que ha sufrido por parte de Juan Sergio Redondo (que le citó en redes con el apelativo de Juan “caca”), el líder de los socialistas ceutíes ha asegurado que “es un acoso continuo hacia mi persona y mi familia. Mi contestación será siempre: propuestas y proyectos que mejoren la calidad de vida de todos y todas los ceutíes”.

Gutiérrez, que no esconde su hartazgo y malestar por las constantes faltas de respeto (dentro y fuera del salón de plenos por parte de los representantes de VOX en la Asamblea), ha asegurado que “estas personas tienen obsesión conmigo, pero no le voy a dar el gusto de meterme en el barro con ellos, tengo cosas más importante en mi vida”. 

El socialista ha querido trasladar su agradecimiento a quien le han apoyado tras el último (y enésimo) ataque personal de Redondo hacia él, con un simple “gracias por el apoyo”, pero ha puntualizado que “me lo echo a las espaldas y vamos a contestar con trabajo” como ya ha manifestado en anteriores ocasiones.

Porque “el acoso” como lo define Gutiérrez también se ha puesto de manifiesto por la rama sindical de VOX (Solidaridad), en constantes ataques a Gutiérrez, como presidente del Comité de Empresa de Trace. 

Tras uno de ellos, Gutiérrez señaló que "hay una campaña y un linchamiento contra mi persona por parte de Solidaridad y por parte de Vox", y apuntó que “para ser líder de un sindicato o líder de una formación política hay que ser valiente y no un cobarde como es el señor Redondo", señalando al líder de la formación de ultraderecha como el instigador de la campaña de desprestigio hacia su persona.

Comentarios