Política

El veterano político popular toma posesión como presidente de la Ciudad en un acto que ha contado con la presencia de la ministra de Sanidad

Vivas: "Si fracaso, nunca seré un obstáculo para otras posibles soluciones"

Las referencias a la fórmula de un Gobierno sostenido por la minoría mayoritaria del PP ha estado presente en el discurso ofrecido por el popular Juan Vivas durante el acto de su toma de posesión como presidente de la Ciudad. 

“Confío, por tanto, en las bondades de la sensatez, el diálogo, la altura de miras y la voluntad de acuerdo, pero, con igual rotundidad, afirmo que si no es suficiente, que si fracaso en el intento, nunca seré un obstáculo para otras posibles soluciones que garanticen la estabilidad y la gobernabilidad de Ceuta”. Éste es el compromiso que el popular Juan Vivas ha asumido en el transcurso del acto de toma de posesión como presidente de la Ciudad celebrado este jueves en el Salón del Trono del Palacio de la Asamblea. El acto ha contado con la presencia de la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo.

Las referencias al nuevo escenario político que se abre en Ceuta tras las pasadas elecciones municipales han salpicado el discurso de Vivas. Tras hacer relación de los retos que enfrentará su Gobierno la próxima legislatura, el reelegido presidente ha recurrido a la retórica para sostener su convicción en que la minoría mayoritaria del PP en el pleno de la Asamblea bastará para garantizar una gestión eficaz. “¿Es posible afrontar con éxito unos retos de tanta enjundia con un Gobierno sin mayoría parlamentaria, como es el caso? –se ha preguntado Vivas- Sinceramente, creo que sí”.

La ausencia de los diputados de Vox al acto ha sido uno de los gestos más significativos de la jornada, una actitud que constituye, per se, un símbolo de la complejidad política de la nueva legislatura. Ante esta realidad, Vivas ha propuesto abordar las futuras diferencias con “humildad”, “sensatez”, “responsabilidad” y “voluntad de acuerdo”.

 

Infraestructuras críticas y convivencia

Vivas también se ha dirigido a la ministra Carcedo para, tras ofrecer la “lealtad” de su Gobierno, reclamar de Madrid actuaciones dirigidas a proteger y desarrollar “infraestructuras críticas” como el Puerto y la frontera y contener la presión migratoria que soporta la ciudad, tareas para las cuales ha reclamado “una acción decidida y enérgica”.

El discurso del presidente no ha obviado la necesidad de defender la convivencia entre las distintas comunidades integradas en la sociedad ceutí. Un objetivo que ha cifrado en la labor de “no dividir a los ceutíes” y evitar, con ello, “herir de muerte el futuro de nuestro pueblo”.

En un discurso acorde al tono institucional del acto, la ministra Carcedo ha mostrado la disposición del Gobierno central a abordar conjuntamente y con voluntad de entendimiento la solución de todos los problemas que haya de afrontar la ciudad en el futuro.

La jornada ha concluido en el templo católico de Nuestra Señora de África, donde el presidente ha ofrecido el bastón de mando a la imagen.

Comentarios