Política

también se ha desplazado hasta pozo rayo

El presidente Juan Vivas visita la culminación de una "obra compleja": Alcalá del Valle

vivas néstor garcía alcalá del valle
photo_camera El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, durante su visita a Alcalá del Valle (C.A.)

El presidente de la Ciudad también se ha desplazado hasta Pozo Rayo donde se ha habilitado un aparcamiento para medio centenar de vehículos. 

IMG_2627El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, se ha desplazado hasta la barriada Alcalá del Valle para visitar la culminación de una "obra compleja". Compleja, según Vivas, porque la orografía no ha sido la más aconsejable para realizar un trabajo cómodo y desde el punto de vista patrimonial porque había dudas sobre a quién le correspondía realizar esta actuación, si al Ministerio del Interior o a la Ciudad.

Finalmente, el Gobierno asumió las obras ya que "siempre ha primado el interés del vecino", y estas personas corrían peligro. 

Después de muchas quejas vecinales y denuncias, el Gobierno comienza en marzo de 2018 las obras en Alcalá del Valle, una barriada que durante meses ha estado aislada e incomunicada.

Según las previsiones realizadas por Tragsa, a quien se le encomendó la obra, las actuaciones de mejora de la accesibilidad y urbanización se ejecutarían en un plazo estimado de cuatro meses con un presupuesto de 385.419 euros.    

En diciembre de ese mismo año, cuatro meses después de los plazos fijados, el Ejecutivo anuncia la apertura de la vía de Alcalá del Valle. 

La obra, ejecutada por Tragsa, ha contemplado la renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento, incluidas las acometidas domiciliarias. En cuanto a estas infraestructuras de servicios básicos se refiere, los trabajos han supuesto pasar de una red de hormigón a otra de PVC en el caso del saneamiento y de tubos de fibrocemento a los de polietileno en la red de saneamiento.

Para la consolidación del talud, la técnica empleada ha sido el micropilotaje, que ha requerido la utilización de una máquina con la que se han introducido tubos de acero para estabilizar el terreno.

En cuanto a la reparación de la calzada, que presentaba grietas a lo largo de un tramo de unos 70 metros, cabe resaltar que también ha mejorado el espacio de tránsito, puesto que de una anchura de 2,30 metros que tenía antes en las partes donde era más estrecha se ha pasado a los 3,5 metros que tiene ahora como mínimo.

Las obras han contemplado el refuerzo, también, del muro situado en el margen derecho de la vía, que estaba deteriorado por la parte inferior y contribuía a la desestabilización del talud sobre el que se asienta la calle, que está encima del solar que albergó en su día el antiguo Cuartel de Artillería, del Ministerio de Interior.

Comentarios