Remitidos

AEGC pide la dimisión de la delegada del Gobierno

Frontera de El Tarajal (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraFrontera de El Tarajal (C.A./ARCHIVO)

Lo ocurrido hoy en el paso fronterizo del Tarajal se pudo evitar. Es más, la delegada del Gobierno anunció a bombo y platillo hace tres meses que este paso fronterizo se iba a convertir en una frontera inteligente y con un perímetro de seguridad en condiciones que sea capaz de impedir los asaltos a la frontera y protegiendo a la vez la vida de los ciudadanos, los agentes que prestan allí servicio y por supuesto a los inmigrantes. Pero claro, es imposible que lo de hoy no pasase porque todo se quedó en papel mojado porque la delegada del gobierno no ha hecho nada para evitarlo.

El pasado verano, en concreto el 15 de agosto AEGC volvía a denunciar en los medios de comunicación la falta de medios en la Aduana del Tarajal para proteger a los guardias civiles que realizan servicio y evitar el paso de los conductores kamikazes que se llenan los bolsillos sin importarles la vida de los inmigrantes y de los agentes. Lo hacíamos después de que otro conductor kamikaze entrara por el paso internacional del espacio fronterizo llevándose por delante todo lo que encontró: los controles del CNP, de Documentos y de la Guardia Civil.  Ese día avisamos del peligro que corríamos todos y ese día llegó el anuncio que nunca se ha puesto en marcha. Por eso a AEGC nos resulta vergonzoso e insultante que la Delegación del Gobierno utilice nuestra seguridad, la de los ciudadanos e inmigrantes para hacer promesas políticas que no está dispuesta a cumplir.

AEGC cuando denuncia un problema siempre lleva una solución de la mano. El pasado mes de agosto se ofreció esa solución que no es otra cosa que colocar bolardos para evitar los asaltos y proteger la vida de inmigrantes. Reclamábamos medidas de seguridad para reforzar los accesos y un perímetro de seguridad en un lugar tan sensible y en alerta 4 nivel antiterrorista. El coste de esta medida no era y no es excesivo, el de una vida perdida no tiene precio.

Como decimos meses después de llenarse la boca manifestando una nueva frontera inteligente y el anuncio de miles de millones en reforma el perímetro fronterizo, estamos en el mismo punto y hoy ha vuelto otro kamikaze a poner en riesgo la vida de los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, de los ciudadanos y de los inmigrantes. Un hecho que a nuestro juicio ha dejado patente que la delegada del Gobierno de Ceuta tiene una total falta de respeto por la seguridad de los viajeros, inmigrantes, policías y guardias civiles. Una falta de respeto intolerable, porque no se han acometido ninguna media para acabar con estas situaciones de riesgo que se habría conseguido con un gasto mínimo. Una falta de compromiso que provoca que AEGC pida su cese inmediato como delegada del Gobierno por dejadez en sus funciones. la Ciudad de Ceuta, los ceutíes y las FCSE necesitan en la Delegación alguien que de verdad se preocupe por su seguridad. 

Comentarios