Remitidos

Remitido

Carta abierta a quien corresponda

cala desnarigado
photo_camera cala desnarigado

Se que se ha iniciado en nuestra ciudad una campaña para que se autorice la entrada en las playas a los perros y perras, campaña a la que me uno con todo el alma y bagaje.

Se que se ha iniciado en nuestra ciudad una campaña para que se autorice la entrada en las playas a los perros y perras, campaña a la que me uno con todo el alma y bagaje. Si no es posible permitirles entrar en todas las playas, cosa que sería lo deseable, como nuestra Ciudad cuenta con varias playas y muchas pequeñas calas, que se habiliten 3 ó 4 de estas calas para ellos y ellas,  donde los humanos y humanas, que les molesten no vayan.

Antes de nada, haré unas pequeñas reflexiones:

Primero: Los propietarios y propietarias de perros y perras pagan sus impuestos municipales y estatales como cualquier ciudadano o ciudadana:

Segundo: No he visto nunca a ningún perro o perra ni en la playa, ni en cualquier otro espacio público:

  • Tirar colillas (algunas veces encendidas, con el correspondiente peligro)
  • Dejar latas y botellas vacías
  • Dejar restos de comida
  • Tirar apeles
  • Quemar papeleras
  • Poner la música muy alta
  • Etc., etc., etc.

Cosas que muchos humanos y muchas humanas hacen frecuentemente.

Tercero: Cuando los perros y perras defecan, sus propietarios y propietarias suelen recoger los excrementos y tirarlos a la papelera, como hacen los padres y madres de los menores y menoras que lo hacen.

Por eso no entiendo esta absurda, a mi entender, prohibición y que no se multe con al menos 10 horas de trabajos comunitarios de limpieza a quien así se comporta, trabajos que hasta ahora vienen realizando en las playas voluntarios y voluntarias, muchos y muchas de ellos y ellas propietarios de perros o perras. Y si reincidieran más de tres veces, prohibirles por lo que reste de temporada entrar en las playas; creo que eso sería lo justo y no el discriminar a los animales, animalas, que, como queda reflejado más arriba, son mejores ciudadanos y ciudadanas y más civilizados y civilizadas que muchos humanos y humanas.

Como verán he utilizado el lenguaje que nuestra vicepresidenta del Gobierno, a instancias de colectivos femiprogres, está trabajando intensamente para que se utilice hasta en la Carta Magna, a falta de entuertos más graves que corregir ¿A que suena bien y se ahorra uno espacio, palabras y tiempo?

Comentarios