Remitidos

Carta a Vivas para pedir la destitución de su consejero Hachuel

mizzian
photo_camera El presidente del PDSC, Tarek Mizzian (C.A./ARCHIVO)

El Partido Democrático y Social-Izquierda Unida (PDSC-IU)  le   solicitamos  e  instamos   como  máximo  responsable  del  ejecutivo  que  usted  representa  al   cese   inmediato de su  consejero  de Gobernación, Jacob Hachuel.

El Partido Democrático y Social-Izquierda Unida (PDSC-IU)  le   solicitamos   e   instamos   como  máximo  responsable  del  ejecutivo  que  usted  representa  al   cese   inmediato de su  consejero  de Gobernación, Jacob Hachuel,   por   su  actitud  inepta  e incompetente  para  resolver  un  expediente   disciplinario  de dos policías   condenados   e  inhabilitados  en  firme  habiéndoles  del  mismo  modo  siendo  denegados  los   indultos en el gobierno del   PP    para   la ejecución  de  las  condenas  en  firme   ratificadas  por   la Audiencia  Provincial de  Cádiz  con sede  en Ceuta   y   el  Tribunal  Supremo

Su  consejero de   gobernación se   encuentra   nuevamente  imputado  dos  veces   por   los tribunales   de Justicia  por   prevaricación  administrativa  por  no ejecutar  la  sentencia  condenatoria   en firme   de estos  dos policías  condenados  e inhabilitados en  firme   desde  el  año  2012  hasta fecha  de hoy,  en que siguen  ejerciendo  su función  pública  burlándose  de  la Justicia .

EL  PDSC –IU    se   dirige  a usted, señor Vivas,  como  responsable  del  ejecutivo  para  que cese  de forma   inmediata  a  su consejero  de Gobernación,  incapaz  de   gestionar  un expediente disciplinario y hacerlo de forma malintencionada   y   por  no  acatar  las  sentencias   de nuestros   tribunales  de Justicia,  de  un  caso  que ha adoptado un cariz  esperpéntico  perdiendo  credibilidad   y  actitud  democrática  ante  nuestros  ciudadanos,  siendo  desleal   con   nuestras   sentencias   que emanan  de  los tribunales,  amparando  de   forma cicatera  a dos  policías locales, insistimos,   condenados   e  inhabilitados  en  firme  por nuestros  tribunales  desde  el  año  2012. Todo  ello  para  un expediente  cuya  duración  normal  si usted  hubiera querido  respetar  la ley  sería de cinco días  para  despacharlo  y  ejecutar  la  sentencia  reseñada.

Comentarios